Ocios de mi juventud, de José Cadalso


Neoclasicismo y prerromanticismo

Adolfo Caparrós Gómez de Mercado

Doctor  en Lengua y LiteraturaOcios de mi juventud, de José Cadalso

 

Si un día titulamos con aquello de “La literatura suiza, esa gran desconocida” bien se podría decir lo mismo del siglo XVIII, mucho más jugoso en cuanto a la historia y la pintura, pasa casi de puntillas por la historia de las letras españolas.

Sin embargo, hay más que honrosas excepciones en autores como el que hoy nos ocupa, que en sus Ocios de mi juventud, de José Cadalso –Editorial Cátedra / Letras Hispánicas- nos ofrece una excelente colección de poemas neoclásicos y prerrománticos que definen a las claras la personalidad del autor y los gustos de la época.

Unos tiempos claramente marcados por los dictados franceses que, o bien eran asimilados como símbolo de modernidad y vanguardia, o repelidos como antítesis del auténtico espíritu hispánico.

El tema del amor es una constante en el libro, así como la amistad y el tópico del menosprecio de corte y alabanza de aldea. Todo esto está magistralmente estudiado y explicado en lo que suele ser la seña de identidad de la colección. Esas introducciones eruditas que suponen otro libro en ocasiones más valioso que el propio título. En este caso corre a cargo de Miguel Ángel Lama que nos ofrece un panorama muy amplio de la vida de José Cadalso, sus amistades, y en general, nos ofrece una información muy interesante de los principales nombres del panorama literario madrileño de la segunda mitad del siglo XVIII español.

Los poemas son ligeros, alegres por momentos, melancólicos por otros, y siempre, en la línea de la poesía que más nos llena en la adolescencia. Una poesía ingeniosa y efectista que está muy en la idea del ocio que indica expresamente el título.

También tendrá el lector la ocasión de disfrutar de diversos metros y rimas, de manera que se pueda apreciar la evolución de los mismos desde las poesías renacentistas, las más conocidas de nuestros siglos de oro hasta estas que son el antecedente de las posteriores, las románticas.

Los lectores más jóvenes podrán apreciar que estos autores que se estudian en los libros de literatura también se enamoraban y que escribían poemas juguetones a sus amadas que podrían ser el antecedente de las modernas canciones y raps.

El aspecto formal nos lleva a un libro de auténtico bolsillo, con letra apropiada a este tipo de ediciones. Como siempre en Cátedra, todos los pequeños detalles están muy cuidados, hasta el punto de ofrecer alguna imagen de las ediciones de la época. Sobre el fondo negro tradicional en la colección Letras Hispánicas emerge el retrato de José Cadalso en el que se aprecia otra de sus características, el uniforme militar, que le iguala con otro de los grandes de nuestras letras, Garcilaso de la Vega. Como él, murió joven y en acto de servicio.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Clásicos, Historia, Poesía y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s