III Certamen Ángeles Palazón, Varios autores


 

La magia de la Navidad

Clasificación: Cuentos

Editorial: Trirremis

ù

ù

Este tercer certamen Ángeles Palazón ha tenido como hilo conductor La Navidad. En concreto, esa Navidad de 1914 vivida en las trincheras en la que los ejércitos en liza iniciaron una huelga sin precedentes en la que se olvidaron de las armas y se pusieron a cantar villancicos, enterrar a los caídos y jugar al fútbol.

Decimos sin precedentes y podríamos decir también sin descendencia. Fue algo tan insólito que no se había dado nunca y que tampoco ha vuelto a ocurrir que uno sepa.

Cada voz, se recrea en cuentos que hacen hincapié en alguna cuestión relevante.

Ariel Martínez Malpica, por ejemplo, en “El hombre de la barba blanca” se centra en los aspectos más fantásticos del relato, con la irrupción de un Papá Noël vestido de verde que es quien hace ver a los soldados que La Navidad merece un respeto y ser celebrada con dignidad, aunque sea en un campo de batalla.

Federico Esteban Vidotto, en “Milagros de guerra” nos hace ver el lado más deshumanizador de la guerra. Cómo los soldados van perdiendo de vista la memoria de sus familias, de sus mujeres, de sus hijos. No porque no los quieran o porque no se acuerden de ellos, sino porque la exigencia de concentración es tan alta que no se puede desviar la atención ni un segundo.

Hay en este cuento una reflexión demoledora en la que se plantea una lucha sin cuartel por algo que no se sabe muy bien qué es, para sacar adelante a unos mandatarios que celebran las fiestas rodeados de confort mientras el soldado en la trinchera no es capaz de recordar con precisión los rasgos del rostro de su esposa.

En “Navidad en el frente bélico”, de Alfonso Rebollo García, encontramos una narración muy bien documentada de los hechos, de cómo fueron los alemanes quienes salieron de sus trincheras a pecho descubierto y con banderas blancas para ofrecer la posibilidad de una tregua incondicional que permitiera celebrar la Nochebuena.

Todos los relatos son tremendamente emocionantes y estremecedores si el lector es capaz de adentrarse en cada relato y aproximar su corazón a las circunstancias que se están narrando.

El último cuento, “Los árboles azules”, de María Jesús Benedicte Arnáiz nos traslada a la actualidad. A un terrorismo incomprensible que lleva a una buena persona, a un chico entrañable y amigo de sus amigos a cometer un acto terrorista a sangre fría que deja tan helados a las víctimas como a esos amigos que siempre habían tomado al extraño chico que pintaba árboles azules como una excelente persona. ¿Cuál es la realidad? ¿La del chico entrañable que pintaba árboles azules o la del monstruo que dispara su pistola contra una mujer y su hija?

Formalmente, estamos ante un libro ligero, de relatos amenos y breves que nos llevan una y otra vez al mismo escenario, a los mismos acontecimientos, pero vistos desde diferentes perspectivas, desde distintos ojos y formas de pensar. Una idea que sin duda va a enriquecer a quien lo lea en el sentido de poder ver la misma realidad desde distintos ángulos. Preside la cubierta una foto de época en blanco y negro que enlaza de lleno con los relatos del interior. Que los disfruten.

Adolfo Caparrós   

Minientrada | Publicado el por | Etiquetado , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Puerto escondido, de María Orduña  


 

Clasificación: Novela Policíaca

Destinopuerto-escondido

 

A veces, ser un niño rico tiene un precio muy caro. La novela que hoy presentamos nos trae a un joven apuesto conduciendo un coche de alquiler en Cantabria. Mes de agosto y una zona de playa, cultura y montaña en la que disfrutar de unas vacaciones magníficas.

Sin embargo, todo se va torciendo cuando Oliver llega a su palacete maravilloso presto a convertirse en un lugar idílico, de estudio, alojamiento y disfrute para extranjeros y se encuentra a la policía acordonando la zona con la noticia de que ha aparecido el cadáver de un bebé emparedado en una de las zonas que estaban en obras.

La cosa se va complicando de manera que, al principio del relato, hay muertes sospechosas casi a diario. El intrépido Oliver, que se ve implicado de lleno al tratarse de una casona familiar heredada, empieza a investigar por su cuenta mientras las obras se ven interrumpidas abruptamente.

La segunda parte de la novela se centra en la investigación propiamente dicha, en cuestiones muy bien documentadas que van adentrándonos en culturas, tradiciones e historias que nos remiten a otros tiempos, a otras maneras de hacer las cosas y a un mundo y una vida mucho más hostiles en los que las cosas se arreglaban para siempre o se las arreglaban a una también para siempre.

Ese mundo aflora con la llegada de Oliver y de Valentina, una guardia civil que sufre el ataque de su propio hermano y decide dejarlo todo para buscar un mundo más justo. Una historia que empieza en el trabajo en equipo y termina en algo más.

Hay algún toque de humor muy oportuno que amenizan una realidad grave, que se lleva vidas por delante y que termina llevándoselas pero en suicidios frente a los fallecimientos iniciales.

En la cubierta, un faro resiste sólido e impasible las embestidas de una mar embravecida que pretende llevarse por delante todo lo que esté a su alcance. Verdes, espuma, luz, ocres y letras en rojo y negro completan la bella imagen que aparece como carta de presentación. Que la disfruten.

 

Adolfo Caparrós

Minientrada | Publicado el por | Etiquetado , , , | Deja un comentario

“La luz prodigiosa”, guión cinematográfico de Fernando Marías  


 

 

Editorial Ocho y medio / Colección Espiralla-luz-prodigiosa-guion-cinematografico-de

 

El libro que hoy comentamos está basado en una de esas hipótesis geniales que viene a ponernos en una de esas situaciones de <¿Y si en vez de ser así, hubiera sido…?>

Son hipótesis más o menos verosímiles según los casos. Por ejemplo, la del doble de Moussolini, en varios libros, entre ellos, el último escrito por Umberto Eco, parece bastante convincente. La que se planteaba en la película “Sus ojos se cerraron” relativa a un hipotético doble de Carlos Gardel que fuera el que falleció en el accidente de avión, es disparatada pero muy divertida.

La que plantea Fernando Marías en su guión es ingeniosa y verosímil aunque bastante poco probable.

Nos cuenta la historia de un anciano con la cabeza perdida que se fuga de su residencia. Como están en un pueblo de Granada, va a parar a casa de un vecino que le conoce y se empieza a encargar de él.

Según van pasando los días, una amiga y él empiezan a abrigar la sospecha de que el anciano sea Federico García Lorca.

Poco a poco, van acercando al poeta y dramaturgo a sus creaciones de manera que se van produciendo situaciones violentas en las que el anciano saca todo su miedo, se defiende, se hace daño…

Situaciones en las que es normal que la mujer se enfade con quien le ha tirado una piedra a la cabeza pero también que, como le hace ver, Joaquín –interpretado por Alfredo Landa en la película- se trata de una persona enferma que no hace daño más que por miedo e inconsciencia.

Llega un momento en el que las dudas se deshacen totalmente. Una interpretación de una de las obras cumbres de dramaturgo granadino, “La casa de Bernarda Alba” en la que el poeta se viene arriba pisando los textos a los actores que están trabajando. Se produce el escándalo, la intervención del acomodador para echarles del teatro pero la confirmación de una buena noticia o no. ¿Habría preferido un genio de la creación perder la vida en aquel fusilamiento? ¿O habría preferido seguir vivo sin habla, sin actividad mental y creativa alguna, sin vida afectiva y recluido en un asilo de ancianos y babeando? Mucho me temo que la decisión de alguien valiente y genial como Lorca habría sido la del propio Ché Guevara <prefiero morir de pie a vivir de rodillas> En todo caso, es una película, son hipótesis disparatadas pero bien escritas y llevadas al cine.

Formalmente, la Colección espiral tiene la peculiaridad de estar encuadernada en espirales como si fueran cuadernos lo que da a los libros un aspecto de cuaderno de trabajo que resulta muy agradable. Al final del texto encontramos unas páginas satinadas con diversas fotografías del rodaje que el lector no debe perderse. Que lo disfruten.

Adolfo Caparrós

Minientrada | Publicado el por | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

La isla de las mil fuentes: la gran epopeya del Caribe, de Sarah Lark


 

 

Clasificación: Novela Histórica

Ediciones B / Grupo Zla-isla-de-las-mil-fuentes-la-gran-epopella-del-caribe-de-sarah-lark

Muy aclamada por su “Trilogía de Nueva Zelanda”, esta autora alemana que vive en España y escribe bajo seudónimo arrancó su saga “Biología jamaicana” con la novela que hoy nos ocupa.

Se trata de una reivindicación sobre abundantes cuestiones que se desarrollan en parajes idílicos que nos trasladan a la isla de Jamaica y al Siglo XVIII. Una época marcada por el abuso sobre los esclavos que arranca en un Londres victoriano y encorsetado en el que hasta los hombres de bien llevaban peluca.

Primera reivindicación esta, la de la libertad en la estética, la funcionalidad y comodidad en el vestir y en definitiva, una revolución en la indumentaria que llegará más tarde, en París, de mano de Cocó Chanel.

Damos por hecho que la mítica modista llevó a cabo lo que se venía reclamando desde mucho tiempo atrás.

Otra de las reclamaciones, o quejas, es la de los modestos oficinistas del Londres victoriano, explotados de tal manera, sin medicinas ni posibilidades económicas para vestir ni medicarse que morían de mala manera en los barrios miserables de Jack el destripador, llevado a muchísimos otros libros.

Pero el grueso de la novela se desarrolla en una Jamaica esclavista que en principio iba a ser un Locus Amoenus, un Paraíso y se convierte en un Locus Eremus, un auténtico infierno en guerra entre esclavos y dueños en el que los abusos están a la orden del día y las revanchas son brutales e implacables.

En todo este maremágnum brilla con luz propia Nora, auténtica heroína y motor del relato que vive peripecias propias de Zalacaín pero en faldas de esclava, con sus conocimientos de medicina, la complicidad con los esclavos, en especial con las esclavas con lo que se convierte en una auténtica aliada para las más desfavorecidas y perjudicadas.

En definitiva, una obra de arte que nos trasladará a parajes más cálidos y misteriosos en estos días en los que empieza a apretar el frío, los atascos están a la orden del día y nos encantaría fugarnos a esas playas de fina arena blanca aunque estuvieran en guerra civil con grave peligro de nuestras vidas con tal de evadirnos de la plúmbea y gris realidad del día a día.

Además, la evasión será duradera porque se trata de un compacto volumen de más de 650 páginas de pasta flexible que bien podrían acompañarnos todo el invierno. En la cubierta, una Isla paradisiaca, abundante caña de azúcar sin cortar, unas palmeras, el cielo se funde con la playa en azules que llegan al blanco en las nubes y dos personas, un muchacho de color vestido de blanco se detiene en el camino con la cabeza baja; unos metros más atrás, una mujer con falda florida que llega hasta el suelo -¿”El piano”?- y top de color liso tiene la misa postura y actitud que el hombre, cabeza gacha y brazos caídos.

Que la disfruten.

Adolfo Caparrós

Minientrada | Publicado el por | Deja un comentario

Trescientos poemas de la dinastía Tang, edición bilingüe de Guojian Chen


 

Ascetismo

Clasificación: Poesía
Editorial: Cátedra / Letras Universales 520trescientos_poemas

Hay gente que lo hace pero suele ser un grave error. Acometer la lectura de un libro de la Editorial Cátedra sin leer los profusos, interesantes y siempre documentados estudios previos nos lleva a perdernos esos niveles profundos que nos ofrece una lectura intensa y detallada de un libro.
En este caso, una selección de poemas de la dinastía Tang, es decir, de muchos autores anónimos que escribieron en una de las épocas más relevantes del Imperio Chino. Se trata de poemas de soledad, de añoranza del amado o de la amada, o de elogio de la belleza de esas mujeres que deslumbraban a todo un Imperio.
El antetítulo es muy descriptivo de lo que van a encontrar en el libro: <Literato solitario del estanque fragante> Muchos de ellos, guerreros, estrategas, consejeros… Personas dedicadas al servicio de otros que hacen frente a enigmas, situaciones estratégicas y, sin duda, al amor. Ese gran ausente que les lleva a agarrar el arpa y ponerse a componer versos que despierten el interés del amado o la amada ya que, a veces son ellas las que agarran la lira para deslumbrar a hombres poderosos.
Prisioneros de la soledad que esperan a la llegada de la primavera o del verano y de ver a la persona amada o, al menos, recibir alguna noticia de dicha persona.
Como bien explica Guojian Chen en su introducción, se trata de un libro muy prestigioso en la cultura china que suele citarse en procesos de oposición a puestos oficiales como muestra de un conocimiento de la cultura china en sus creadores. Poemas con mensaje que invitan a la contención, al ascetismo y a disfrutar de los recuerdos y de las ilusiones en un futuro de esperanza.
Formalmente, acometemos un libro de bolsillo pero contundente que aporta más de 500 páginas cargadas de información, sabiduría y que nos transformarán por un lado, y nos trasladarán a un universo totalmente exótico y distinto a nuestro día a día tanto en el espacio como en el tiempo.
Que lo disfruten.

Adolfo Caparrós Gómez de Mercado
Doctor en Lengua y Literatura

Minientrada | Publicado el por | Deja un comentario

Hay un rey loco en Dinamarca, de Dario Fo


 

Cuando Hamlet se hizo realidad

 

Clasificación: Novela-Teatro

Editorial: Siruela / Nuevos tiemposhay-un-rey-loco-en-dinamarca-de-dario-fo

 

 

En 1997 Dario Fo obtuvo el Premio Nobel de Literatura. Pasó, como muchas otras veces, de ser un autor que desconocía a ser uno de los autores a los que siempre ha apetecido leer.

Con esta novela histórica, que tiene mucho de teatro o viceversa, he tenido la ocasión de saber por qué aquel 1997 fue premiado con el máximo galardón literario.

Su creatividad nos lleva al arte total. Hasta el punto de presentar una novela tan híbrida con el teatro que deslindar géneros se hace realmente complicado. Más fácil si queremos llevar la obra a las tablas o al cine, desde luego. Por si fuera poco, al final encontramos una magnífica galería de retratos de los personajes principales copiados por el propio Darío Fo de retratos de época. Aunque no acabaran el libro, no deberían dejar de acudir a estas páginas para disfrutar de las ilustraciones a color.

Digo que este Rey loco de Dinamarca es igual que Hamlet, lo primero, porque la propia novela menciona expresamente el paralelismo. Lo segundo, porque, caprichos del destino, ese “Hamlet” que relatara Shakespeare parece haberse encarnado en este Federico, hijo de una madre fallecida y destronado por su madrastra. Todo un enredo histórico que el propio Federico aprovechó para aducir locura a sus actos y poner a Dinamarca a la vanguardia mundial en libertades públicas, protección a los más desfavorecidos y a la propia lengua danesa, entonces vulgar frente a las lenguas habladas en la corte.

Su osadía le pasa factura y es destronado para vivir abundantes aventuras y sinsabores. Una vida dura, loca y desbocada que hace que las páginas vuelen una tras otra a la máxima velocidad que nos permita el tiempo y el ritmo

Formalmente, también se trata de un libro acorde con ese ritmo. No demasiado grueso, letra amigable y esas ilustraciones que ya mencionamos que son una auténtica maravilla. En la cubierta, ese rey loco monta su caballo en escorzo con las manos de la montura para arriba y la mirada vuelta a su derecha de manera que el lector se encuentre con esa visión profunda, intensa y algo fea de esa locura no tan loca, realmente. En definitiva, una edición para coleccionistas que merece la pena adquirir en formato papel. Que la disfruten.

Adolfo Caparrós Gómez de Mercado

Doctor en Lengua y Literatura    

Minientrada | Publicado el por | Etiquetado , , , | 2 comentarios

México se escribe con equis


 

La magia de la equis

Clasificación: Exposiciones

 

frida3

 

Se escribía, se escribe y posiblemente, se escriba así por los siglos de los siglos como bien explicó el profesor y Académico de la Lengua, José Manuel Blecua en la magnífica conferencia que ha servido para inaugurar este mes de septiembre de México en Madrid que aporta una excelente y amplísima oferta cultural con varios centros de interés. Desde la propia embajada de México en Madrid, sita en la carrera de San Jerónimo 46, en la que se celebró la presentación y que sirve de sede para la exposición “Frida Kahlo. Fotografías de Leo Matiz en La casa Azul” de la que hablaremos más adelante. Otro de los lugares de referencia es la conocidísima Casa de América de la Pzalaza de Cibeles.

Pero no nos desviemos, el profesor Blecua nos informó de los orígenes documentales del término México en los distintos documentos del Siglo XVI y de la alternancia de tres frida-1escrituras, Megico, Mejico y Mexico. Todas sin tilde que llegaría al castellano más adelante.

La propia letra x tiene cierta relación con otras dos letras. Por un lado, la y griega de toda la vida, a la que ahora llamamos yod por indicaciones de la propia Academia. En este sentido, ambas son letras que simbolizan confluencia de caminos. Se nos explicó cómo los caballeros andantes dejaban a su propio caballo elegir qué camino tomar en estos casos. Sin estar ellos encima ni influir en su decisión.

Por otro lado, con las variantes entre z, c y ç. Caso similar de letra que ha ido evolucionando y que, en sus orígenes, creaba confusiones y opciones diferentes según quién las utilizara. Con el tiempo, la propia Academia ha fijado la norma y definido claramente cómo utilizarlas.

Juan Villoro recordó que ese “México se escribe con equis” fue citado por Valle-Inclán como motivo para emprender su viaje a la tierra caliente. Habló de la corrupción y dejó la cita más bonita de toda la mañana según mi modesta opinión: <En tiempos de crisis, la mejor forma de disidencia es pasarla bien>

 

“Frida Kahlo. Fotografías de Leo Matiz en La casa Azul”

Angustias Freijo, comisaria de la exposición, explicó con profusión de detalles la estructura y circunstancias de la exposición. También quiénes fueron Leo Matiz, un fotógrafo aventurero nacido en el Macondo de “Cien años de soledad” que partió de Colombia hacia México, tuvo once matrimonios en su vida y, por supuesto, quién fue Frida Kahlo. Musa, artista, modelo que seduce y embruja a la cámara en la que vemos a esa Niña Chole de Ramón María del Valle-Inclán. Viendo la exposición tiene uno la certeza de que la Kahlo leyó esa obra de jufrida2ventud de dramaturgo gallego.

Seguramente, una investigación profunda lograra confirmar la sospecha ya que en su casa hay un museo en el que la biblioteca será muy importante. De todos modos, lo hubiera leído o no, las fotografías son una maravilla que no deben perderse. Un trabajo en equipo en el que la magia es innegable.

frida4

Hay otras partes de la exposición en las que las fotos son más cotidianas y Frida aparece con Diego Rivera, con su hermana o bebiendo cerveza. La parte más impactante, sin embargo, es la de las fotografías que Matiz hizo poco antes de morir. De vuelta a un México al que le invitaron y al que no había vuelto por un <quítame allá esos fuegos> que no terminó de aclararse. Ya no está Frida y el fotógrafo aventurero inmortaliza con tristeza y nostalgia los lugares en los que conversó, trabajó y compartió experiencias con esa musa inigualable de México que es Frida Kahlo. Que la disfruten.

Adolfo Caparrós Gómez de Mercado

Doctor en Lengua y Literatura    

Minientrada | Publicado el por | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario