“Nueva Poesía y Narrativa Hispanoamericana del siglo XXI”, compilador Leo Zelada


La perfecta coral

Clasificación: Poesía y cuento

Editorial: Lord Byron Ediciones

Braulio Rubén Tupaj Amaru Grajeda Fuentes o Leo Zelada, tal y como reza su pseudónimo, ha logrado un libro maravilloso en el que voces tan dispares como las de Simón Zavala Guzmán, un veterano que canta al desamor exiliado; Fátima Martínez que ni es veterana ni principiante y escarba en los límites entre la vieja y la nueva Europa; o el jovencísimo Diego Alegría Corona con su examen del amor y del tiempo suenen como una perfecta coral en la que las voces se acompasan, se funden y aúnan en un perfecto y bellísimo himno.

La soledad, el amor y el desamor, el tiempo, la vida o la muerte son motivos traídos a los versos y cuentos del libro poniendo toda la carne en el asador en una entrega absoluta en la que se da todo. Después de dar todo no queda nada. Da ahí que tengamos que agarrar el papel y la estilográfica en una búsqueda imposible del amor que vuelva a llenarnos o de la vida después de la muerte.

Hay, sin duda, un hilo conductor que es el de la intensidad. Narradores y poetas que lo dan todo en cada uno de sus versos o cuentos, que no se dejan nada para más adelante.

Da igual ser principiante o veterano consagrado, la entrega es máxima y por eso las páginas van pasando como esa copa de vino que tomamos con un gran amigo. Vamos bebiendo, sorbo a sorbo, con paciencia. Saboreando cada trago de mosto con la intención de que dure lo máximo posible. Con la idea de que el momento perdure porque no queremos dejar la compañía de ese gran amigo que es este libro de versos y cuentos que nos van a cautivar.

Después de la lectura queda un gran vacío, el vacío que llega después de algo muy fuerte e intenso. Un vacío que nos podría llevar a llenar de versos algún papel o a escribir un breve relato aunque solamente sea por intentar llenar el tremendo hueco que nos ha dejado el libro. Pero eso lo tendrá que descubrir cada lector después de su propia lectura.

Formalmente, es un libro de presentación sobria en el que el blanco predomina solamente roto por una limpia ilustración en la que, a su vez, hay también mucho blanco. Un libro breve, ligero y tan intenso como el café americano que tan buena compañía se antoja a este amargo y a la vez dulce libro. Que lo disfruten.

Adolfo Caparrós

Minientrada | Publicado el por | Etiquetado , , | Deja un comentario

“En el país de la nube blanca”, de Sarah Lark


Mujeres contra viento y marea

Clasificación: Novela Histórica

Editorial: Ediciones B / Grupo Z

Sarah Lark ha encontrado muy bien la tecla que ha enganchado a muchísimos lectoras y lectores a sus creaciones.

Por el volumen podrían echar para atrás a más de uno. Sin embargo, cuando se sube uno a los barcos –en las dos novelas que he leído de ella siempre ha habido un barco que traslada desde Europa hasta Australia o Nueva Zelanda- que se plantean, ya es difícil bajar.

Es muy hábil presentando a personajes que nada tienen de esquemáticos sino todo lo contrario. Sin llegar a la novela psicológica decimonónica, sí que profundiza en la vida y los sentimientos –especialmente en los personajes femeninos- de manera que el lector se implique al máximo y se enganche a vidas que nos trasladan a otros tiempos y realidades bastante distintas de las del día a día cotidiano. Y ahí encontramos otro de los aciertos evidentes de su obra. La buena documentación en cuanto a los usos y costumbres de los colonos que acudieron allí en busca de una vida de aventura, libertad y naturaleza salvaje que muchas veces supone un choque brutal con una realidad que se tenía idealizada.

Esa es otra de las cuestiones muy relevantes de su literatura. Frente a las obras de época que presentaban un territorio idealizado, según se lee en su obra, ella presenta la decepción, el desencanto y la lucha de aquellas mujeres que se subieron a los barcos con la cabeza llena de ilusiones y descubrieron la cruda realidad de un territorio virgen y agreste en el que los hombres poco tenían de la puritana y refinada sociedad victoriana. Intentaban, en la medida de lo posible, las clases más altas, imitar de la mejor manera aquellas comodidades y modales pero de manera muy precaria.

Mujeres que sacaron fuerzas de flaqueza e ingenio para tirar del carro y sentar las bases educativas de una sociedad en la que eran tan necesarias, no solamente como madres, sino como auténticas cabezas de familia en grupos, a veces alcoholizados y embrutecidos que tanto necesitaban de su ayuda.

Formalmente, las casi 750 páginas no son tanto problema, ni por el peso, se trata de un papel muy ligero y flexible; ni por el ritmo, realmente llevadero y agradable. En la cubierta, una mujer de negro, tan negro que hasta la sombrilla es negra pasea por unos acantilados a la orilla del mar bajo un cielo realmente gris. Que la disfruten.

Adolfo Caparrós

Minientrada | Publicado el por | Etiquetado , , , | Deja un comentario

“Solo él me llama Marina di Beirut”, de Elena López


Editorial: Arts Marina

http://www.diwan.es/libro/solo-el-me-llama-marina-di-beirut_84344

https://www.amazon.fr/

arts8marina@gmail.com

Hoy recomendamos una obra de teatro que realmente presenta un género híbrido. Tiene mucho de ensayo, tiene una parte que, en su día, fue actualidad y ahora es historia y tiene mucho de confesiones íntimas.

Elena López es periodista. Allá por 2006 estaba en Beirut y le sorprendió el secuestro de dos soldados israelís. Fue la excusa para declarar la guerra a Líbano. Tiempos de bombardeos, peligro, escasez y esperanza.

En un diálogo a dos entre Marina y Joseph. Él le reprocha a ella un masoquismo que viene de ese afán de buscar la guerra y la destrucción en un entorno hostil teniendo un país magnífico, democrático y en paz en el que vivir. La respuesta de Marina –trasunto de Elena López- es demoledora. Todo lo contrario, en este entorno es en el que más se busca la vida. Es ese afán por salvar vidas el que me ha traído aquí. La cita no es literal, por eso no he entrecomillado.

Joseph tiene muchas más excusas para plantearse una vida autodestructiva en el profuso consumo de alcohol y drogas. Una realidad de guerra y pobreza en la que son otros los que viajan, los que tienen buenos coches y los que se llevan de calle a las chicas más guapas del barrio. Con la fiesta y las drogas se olvida de todo y logra noches de sexo disparatadas y autodestructivas, como se ha dicho.

De la mano de Maryna –aparece escrito de ambas maneras en el libro y creo que no por casualidad- Joseph encuentra el asidero, los valores, la cordura que parecen imposibles en la locura bélica.

Marina encuentra en Joseph ese hijo-amante-protector-acompañante que se convierte en imprescindible en la soledad y el miedo de los bombardeos. Es esta una cuestión curiosa porque según se avanza la lectura parece que el miedo no existiera. Hay una noche en la que Marina quiere pasear y Joseph le reprende porque los bombardeos son muy intensos y peligrosos. Sin embargo, salen a dar ese paseo.

De aquella guerra se desembocó en la Primavera Árabe de 2006 que solamente ha cuajado en una democracia en Túnez. Sin embargo, Elena López está perdidamente enamorada de Líbano, tierra de acogida de diferentes refugiados que llegan allí en huida de diferentes realidades. Ahora mismo, de la guerra de Siria.

Un libro 194 páginas que pueden suponer un antes y un después de su lectura ¿Por qué? Lo primero, porque ese libro filtra una experiencia que, a su vez, supuso un antes y un después para la autora; segundo, porque la lectura es ágil, directa y precisa; tercero, porque, como mínimo, nos aportará datos históricos muy relevantes para comprender la realidad de Oriente Medio que cada vez influye más en la propia realidad europea, aunque solamente sea por la llegada masiva de refugiados que huyen de sus países de origen.

En la cubierta, una mariposa que simboliza el cambio: de la dictadura a la democracia; de la muerte a la vida o viceversa; de la soledad a la compañía o cualquier otro de los muchos que descubrirán en el libro. Que lo disfruten.

Adolfo Caparrós

Minientrada | Publicado el por | Etiquetado , , | 2 comentarios

“Mi recuerdo es más fuerte que tu olvido”, de Paloma Sánchez-Garnica


Las mujeres no son un cero a la izquierda 

Clasificación: Novela

Editorial: Planeta

Galardonada con el Premio Fernando Lara, la novela que hoy recomendamos tiene abundantes motivos para atraparnos desde la primera hasta la última página.

No se trata de una novela policíaca en sí pero trata unos asesinatos que se insertan en la trama de una novela con otros vuelos que los del género en sí. Idea magistral que se sube al carro de los géneros híbridos que tan buenos resultados están dando hoy en día.

La trama nos presenta la vida de una familia acomodada en la que hay una hija ilegítima. A raíz de la agonía del patriarca, surge la necesidad de que el padre se pueda despedir de esa hija ilegítima a la que había dado de lado.

En el relato vamos descubriendo las circunstancias de ese nacimiento, del matrimonio posterior con una mujer a la que no quería realmente y la vida de cada uno de los componentes de la familia.

Una familia en la que el patriarca delega en el primogénito y el resto parece ser marionetas a sus órdenes. Vidas, al parecer, resueltas que no tienen más objetivo que acatar órdenes y llevar un día a día monótono y poco libre.

Sin embargo, vamos descubriendo los sentimientos de personas que tienen mucho que decir en esa realidad segundona. Vidas, a veces, mucho más interesantes por las historias paralelas que esa gran vida del patriarca.

Ahora, esas historias paralelas llevan al peligro, a meterse en la boca del lobo y cuestan la propia vida. Así, la novela, al igual que ocurre con el género en su origen –“La Celestina” es un aviso contra el loco amor o “El Quijote” contra el exceso de lectura- se convierte en un aviso contra la vida frívola y liberal de las mujeres u hombres que tienen demasiado tiempo, demasiado dinero y personas al acecho que saben cómo satisfacer.

En fin, se trata de una novela coral en la que cada personaje aporta, todos a una crean una historia completa y muy bien ensamblada de manera que la monotonía brille por su ausencia.

Formalmente, se trata de una novela de más de cuatrocientas páginas en las que el ritmo es más que adecuado y, como se ha dicho, la variedad de personajes y de tramas se hace apasionante. En la cubierta, una de esas mujeres elegantes, bellas y aburridas que desprende melancolía dentro de un abrigo con piel al cuello y sombrero impecable. Que la disfruten.

Adolfo Caparrós

Minientrada | Publicado el por | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

“Las venas abiertas de América Latina”, de Eduardo Galeano


Los años 70

 Clasificación: Ensayo

Editorial: Siglo XXI

El libro que hoy recomendamos supone una lectura que en su día pudo ser de rabiosa actualidad y hoy nos supone un corte diacrónico de cómo estaba la cuestión latinoamericana en los años 70.

Se trata de años difíciles en los que la Guerra Fría vivía tiempos convulsos: la crisis de los misiles, la muerte de Ernesto Ché Guevara, Mayo del 68… son el caldo de cultivo de lo que se estaba viviendo en esos ya lejanos años 70.

Tiempos difíciles en los que Latinoamérica intentaba salir adelante en un mapa acosado por dictaduras locales de uno y otro color.

A parte de las dictaduras, el ensayo se traslada en el tiempo a los orígenes de la colonización, recupera la leyenda negra, el esclavismo pero con estadísticas y abundante documentación. Acude a datos de épocas doradas para unos y negras para otros.

De esas realidades salta a realidades similares en las que no hay esclavitud oficial pero sí abusos laborales. Por ejemplo, en las minas. Allí el desgaste del trabajador es brutal, el accidente laboral está a la orden del día, los jornales son míseros y la ganancia es abundante para los empresarios, casi siempre, según se explica en el libro, de capital extranjero.

Parecido ocurría con negocios emblemáticos como el café, la carne, la fruta o el caucho. Se relata cómo el gaucho uruguayo –país en el que nació el autor- se pasa el día preparando el ganado. Sin embargo, se alimenta de manera muy precaria y, muy rara vez, de asados de carne que es el producto estrella para los ricos.

Un libro totalmente antisistema cuando no estaba tan de moda el término que anticipa un discurso que había caído en el olvido durante la crisis del comunismo y ahora vuelve a tomar cuerpo como si fuera algo totalmente vanguardista y novedoso. Quienes lean el libro se darán cuenta del error.

Por otro lado, allá por los 90 y principios de milenio se daba por superado el comunismo como un sistema fracasado que ahora vuelve a tomar pujanza. Volvemos, por tanto, a un antisistema que presenta su propio sistema como alternativa a las políticas liberales que empiezan a fracasar. Hagan juego señores.

Adolfo Caparrós

Minientrada | Publicado el por | Etiquetado , , | Deja un comentario

“El embrujado”


Tragedia

 

Tribueñe / Ramón M. del Valle-Inclán / Irina Kouberskaya

 

Irene Polo

David García

Chelo Vivares

Matilde Juárez

Fernando Sotuela

Antorrín Heredia

Miguel Ribagorda

Badia Albayati

Nereida San Martín

Carmen Rodríguez de la Pica

Mª Lisa Gª Budí

Matilde Juárez Jr.

Virginia Hernández

María Barrionuevo

Miguel Pérez-Muñoz

Rafael Usaola

José María Ortiz

Edgar Gómez

José Manuel Ramos

Marina Valverde

Lucinda Usaola

Pablo Múgica

Jesús Chozas

Inma Barrionuevo

 

Aunque se titule “El embrujado” creo que son varios los que sufren las consecuencias de la brujería en esta pieza de Valle-Inclán.

Pertenece al “Retablo de la avaricia, la lujuria y la muerte”, términos que nos dan las claves de la brujería.

La avaricia y la lujuria que desembocan en la muerte. Así, la avaricia provoca la venganza. Para lograrla, la lujuria que sirve de estímulo y embrujo para llegar a la muerte. Una muerte no deseada pero fruto de una venganza que prefiere la muerte a la miseria, aunque tenga que ofrecer la lujuria para su propio mal.

Se trata de una obra muy difícil y complicada que exige un nivel de concentración absoluto, tanto a los actores como al público o a los lectores.

Una obra coral llena de personajes y símbolos que pasarán desapercibidos si no se está muy atento y no se tiene una formación previa.

La directora, Irina Kouberskaya, explicó cómo se ha intentado respetar al máximo el espíritu del texto de Valle-Inclán.

Con los criterios actuales del teatro es casi impensable plantear un elenco de más de 20 personas en el que la representación es un regalo, un ágape y comunión en el que participan, autor, directora, actores y público. Un regalo en el que lo de menos es el dinero y lo de más el amor al teatro. Una oportunidad para vivir intensamente una experiencia teatral de primer orden. Un auténtico rito celta en que se recuperan tradiciones y modos de vida arcaicos, salvajes y milenarios que se han podido vivir en la sala Tribueñe.

No esperen una comedia, ni una farsa satírica al estilo de “Luces de bohemia”, aunque haya quien opine que no es una farsa. El caso es que aquí van a encontrar una tragedia en toda regla.

Ramón M. del Valle-Inclán quiso inmortalizar un mundo que iba a desaparecer tal y como él lo conoció. Desde luego, con este gran equipo, se ha logrado. El can de la avaricia, la lujuria y la muerte ha vuelto a ladrar.

 

Adolfo Caparrós

Minientrada | Publicado el por | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

“El corazón entre ortigas”


 

 Tragedia

 Tribueñe / Paco de la Zaranda / Eusebio Calonge

 David García

Nené Pérez-Muñoz

Nereida San Martín

Helena Fernández

Inma Barrionuevo

Josefa del Valle

Pablo Múgica

Miguel Pérez-Muñoz

Irene Polo

Matilde Juárez

Begoña Caparrós

José Miguel Baena

 

Queda una oportunidad, el próximo viernes, en la Sala Tribueñe para ver esta obra caleidoscópica en un acto.

Se trata de una excelente metáfora de cómo la guerra y la violencia afectan al ser humano.

La obra arranca con un bombardeo en el que mueren casi todos los personajes. Con las técnicas del Flash Back y Go Forward se van recreando muertes, vidas y miserias.

Sufrir por quien ha muerto en un bombardeo puede crear un ataque de nervios mientras la más veterana intenta calmar dicho ataque con un caldito.

Imágenes y símbolos que van desde la música al calzado, los papeles rotos, la máquina de escribir convertida en teclado de piano… Es mucha la creatividad desplegada a la hora de plasmar los horrores de la guerra.

Frente al dolor, la locura y los nervios destrozados hay un último intento de disfrute en el peor escenario. Una especie de <Ya que vamos a ir al carajo, cantemos, bebamos y gocemos> Esa cigarra que se sacrifica animando a las voluntariosas hormigas que sufren y luchan por salir adelante en un jardín de ortigas. Válida la opción aunque siembre odios y envidias.

La música fúnebre alterna así con la alegre en una mezcla disfrutada y esquizofrénica que se siembra en un entorno hostil.

<Los que no mueren, terminan locos> Algo de verdad debe de haber en escenarios tan difíciles como una guerra civil, una guerra fratricida. La obra se basa en los informes del embajador chileno Carlos Marla Lynch durante dicha guerra civil española. Mil refugiados a los que puso todo su empeño en proteger.

Es especialmente loco el momento en el que el embajador recibe la noticia del fallecimiento de su amigo Federico García Lorca. Ahí empieza a no encontrar sentido a nada aunque decida seguir luchando por sus refugiados y resistir al dolor y la locura; la destrucción y los obuses.

Adolfo Caparrós

Minientrada | Publicado el por | Etiquetado , , , | Deja un comentario