“Ágape”, de Tomás Bravo Vicente


 

 agape

 

Filosofía de ayer, de hoy y de siempre

Clasificación: Novela

Editorial: Trirremis

Es habitual echar en cara a ciertas personas que la única manera que encuentran para solucionar todo es en el lecho. Sin embargo, el libro que hoy presentamos nos aporta un auténtico tratado al respecto.

Aunque sean varios relatos que encajan en un puzle perfecto, el libro entra dentro de la tradición de relatos con moraleja, por ejemplo, de “El conde Lucanor”, de Don Juan Manuel. Es decir, van a encontrar una novela trufada de argumentos, ideas y filosofías que acercan al relato a esa literatura de autoayuda tan útil y necesaria.

Por ejemplo, van a encontrar a Custodio, un hombre, ya jubilado, que lleva toda su vida penando por algo que hizo en el pasado. En ese ocaso que ya no lo es tanto hoy en día gracias al sistema sanitario, los avances en alimentación y las mejoras que aportan los nuevos tiempos, Custodio va a tener la oportunidad de vivir una segunda juventud. Va a poder reencontrarse con su propio pasado, perdonarse a sí mismo y poder disfrutar de ese Ágape, de ese amor que devora al que él, por no haberse sabido perdonar a sí mismo, había perdido durante quizá, demasiado tiempo.

En liza está su hija, Silvia que ve cómo su matrimonio ha entrado en una rutina aburrida y absurda de manera que languidece como una flor en un jarrón a la que ni siquiera se le cambia el agua.

Amador, su marido, sufre la apatía de Silvia y se ve privado de ese Amor que devora tan necesario a la hora de vivir.

Es un amor que devora porque deja todo a un lado y pasa a primer plano. De ahí que no todo se pueda resolver con Ágape. Es tan absorbente que no deja espacio a nada más, ni al trabajo, ni a la educación, ni al aprendizaje… Todo queda eclipsado por el Amor que devora.

Sin embargo, hay un momento en la vida en el que uno tiene que descubrir su vida, sus prioridades y cómo solucionar sus problemas. Por eso Amador es muy afortunado, porque tiene ocasión, allá en el verano, de irse con José y buscarse a sí mismo, afrontar sus miedos y sus soledades. Al fin, de saber qué es lo realmente relevante en su vida.

El libro acaba en un clímax absoluto en el que Ágape es protagonista de distintas maneras. Custodio vuelve a subir a un estrado y a hablar en público. Se produce una catarsis en la que todo el mundo recupera el brillo en la mirada, la felicidad. Las lágrimas, el sentido de la vida y las dudas se convierten en muy significativas de manera que Ágape y Amistad aporten oportunidades que no se esperaban porque, a la vez que el Amor devora, la muerte y su proximidad nos llevan a esos límites en los que se encuentra el sentido profundo, último y decisivo de nuestra existencia.

Una serie di brindis nos llevan a descubrir cómo Ágape ha iluminado la vida de cada uno de los protagonistas y la catarsis ha llevado a cada uno a una nueva realidad, a un nuevo estado.

Por tanto, se trata de un relato lleno de experiencia en el que lo secundario, que decir ya de lo terciario y sucesivos dejan el protagonismo al Amor, la Amistad y la Familia.

El libro tiene erratas, sí. A veces libros impecables en la forma pueden ser más pobres que otros humildes en estos aspectos pero ricos en fondo, en mensajes positivos que son los que nos cargan de energía y de vida. Por eso hoy quiero romper una lanza frente al purismo cuando el mensaje tiene cosas que a mí, en concreto, me han aportado.

Formalmente, se trata de un libro ágil, ligero, de menos de 200 páginas que irán volando porque la llama del Ágape quema tanto que seremos incapaces de dejar que pase un día sin acudir a las diversas historias que nos cuenta. Ágape no entiende de edades, todos tienen derecho a ser felices y a disfrutar la vida. En la cubierta, sobre un fondo azul noche, una luna llena inmensa y un hombre que recibe el abrazo de una mujer. Que lo disfruten.

Adolfo Caparrós

Minientrada | Publicado el por | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

“Escrituras sublevadas”, de Carles Hac Mor


Editorial: Rata_ Booksescrituras-sublevadas

 

Abordamos hoy un proyecto editorial tremendamente vanguardista y subversivo como es el iniciado por Rata_ Books.

Una de las primeras piedras de toque del proyecto son estas “Escrituras sublevadas” que suponen una inmersión en el surrealismo postmoderno que desconocía.

Ubicada en Barcelona, esta corriente surrealista ha estado silenciada y poco conocida de manera que una de las ideas principales del libro -es bastante complicado decir si se trata de ensayo, relato, guion o qué es realmente lo que tiene uno entre manos- viene a decir que la literatura catalana habría sido muy distinta si esta corriente surrealista, rebelde y sublevada hubiera tenido otro vuelo y otra presencia frente a los derroteros que ha tomado realmente.

Esa idea reconoce que la literatura catalana no habría sido mejor ni peor, solamente habría sido distinta. Habría tenido otras señas de identidad.

Como bien indica Pablo Martín Sánchez en su nota del traductor, no debe uno proponerse traducir algo así hasta haber asumido de antemano que es intraducible o este otro buen consejo: <si una frase no se entiende, que no se entienda>

Así es el libro, un libro que invita a que lo tires a la basura asumiendo que el tirarlo a la basura ya es un acto de sublevación que es precisamente a lo que invita el libro. Es decir, nos encontramos ante una creación genial que, como suele ocurrir con el Surrealismo, podría estar bien trufada de alcohol y estupefacientes.

Al final, también encontramos jugoso material que mejora y aporta mucho al propio libro. Un apartado fotográfico que nos da idea de la vida y de la pasión del autor por el libro y por la creación literaria.

También, dos paratextos. Un epílogo de Pere Gimferrer y una postintroducción, de Jordi Marrugat en la que se nos aportan claves de lectura que es lamentable no haber leído a priori. En todo caso, se trata de un libro tan contundente y demoledor que casi, lo mejor que se puede hacer es acometer una segunda lectura según se lee la última página.

Formalmente, se trata de un libro ágil, manejable y con una presentación correcta, me atrevería a decir, estándar cuando la clave es todo lo contrario. De todos modos, en la contracubierta encontramos una foto desconcertante en tonos rojos en la que un hombre ya de cierta edad, con barba, melena canosa y gafas soporta sobre su espalda una silla haciendo un ejercicio tan inaudito como impactante. Que lo disfruten.

Adolfo Caparrós

Minientrada | Publicado el por | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

“Europa”, de Jean Baptiste Duroselle


 

Claves para un mundo no tan distinto

Clasificación: Ensayo

Editorial: Labor / Nueva Clio 38europa-de-jean-baptiste-duroselle

 

Contra la costumbre de la sección, desempolvamos las estanterías para recuperar un ensayo muy vigente hoy en día por varios motivos.

El prólogo nos explica que después de la segunda guerra mundial todo el despliegue bélico, la amenaza militarista y las cuestiones de política internacional reguladas por los ejércitos tienen carácter disuasorio ya que está más que demostrado que un enfrentamiento nuclear acabaría con la vida de este querido planeta tierra.

Dicho esto, el ensayo presenta tres partes de fino análisis desde 1815 hasta el año 71.

La primera parte es histórica y analiza con cierto detalle la historia del continente. Viene muy bien a quienes estudiamos hace ya muchos años estas cuestiones repasar acontecimientos, nombres y lugares en los que se ha fraguado el mundo en el que hoy vivimos.

Así, recordar los orígenes rurales de un mundo en el que es cada vez más extraño, al menos en una ciudad como Madrid, que se conozcan cuestiones vitales en la estrategia política y económica que fueron decisivas a la hora de montar una revolución o a la hora de defender un territorio nos llevan a cuestionarnos sobre la abrupta aceleración de un mundo que fluctúa entre el avance desmedido y la vuelta a un ecologismo que no podrá ser, aunque se pretenda, una vuelta al XIX.

La industrialización y la apuesta o no por estas cuestiones fueron tan decisivas que provocaron nuevamente desajustes, desigualdades y motivaron guerras tan terribles que ponen los pelos de punta. Para evitarlas, había un sistema de alianzas y contrapesos tan delicado que, a poco que se movieron un poco las piezas, se entró en una masacre que ha costado gran esfuerzo recuperar.

La segunda parte vuelve sobre todas estas cuestiones pero no ya desde el punto de vista descriptivo si no desde el analítico. Se dan casos en los que se busca la guerra y otros en los que no hay más remedio que aceptarla. A veces, quien declara la guerra se ve sorprendido de encontrar una aceptación tan rápida y contundente que hace pensar en la derrota. Las políticas internacionales, en todo caso, suelen tener detrás motivaciones económicas. La guerra por la guerra no tiene ningún sentido. Es más, muchas veces son los propios militares quienes se ven obligados a guerrear cuando su auténtico interés es mantener la paz.

La tercera parte presenta una abundante bibliografía que desgrana una gran biblioteca, ciertamente, obsoleta dadas las fechas, pero que supone un gran trabajo y esfuerzo en una materia que es bastante científica. Es decir, los hechos son los hechos, los datos también, y los documentos secretos están bastante bien expuestos y analizados en la edición que hoy presentamos.

Formalmente, van a encontrar un libro propio de los años 70 con todo lo curioso e interesante que aporta esta cuestión. Algo más de 300 páginas en una edición suficientemente ligera, flexible y ágil que nos permitirá devolver el libro en fecha si nos empleamos a fondo. Será un libro difícil de encontrar en una librería al uso que nos obligará a acudir a esos lugares tan mágicos como las bibliotecas o las librerías de viejo. Que lo disfruten.

Adolfo Caparrós

Minientrada | Publicado el por | Etiquetado , , , | Deja un comentario

El silencio de la ciudad blanca, De Eva Gª Sáenz de Urturi


Eros y Tanatos

Clasificación: Novela

Editorial: Planetael-silencio-de-la-ciudad-blanca

Sin duda, desde el título se nos está nombrando a la gran protagonista de este thriller policíaco que hoy presentamos de la mano del Club de Lectura del CEU-San Pablo. No es otra que la ciudad de Vitoria.

La trama tiene como telón de fondo sus calles, sus fiestas, su cultura y unos trillizos que tienen muy arraigadas todas estas señas de identidad.

La novela va saltando del pasado al presente de forma que vayamos ordenando el rompecabezas que se nos plantea. Un rompecabezas que nos enfrenta a cuestiones como la infidelidad, el acoso, la cárcel y el asesinato forzado.

Evidentemente, también un malo malísimo, maquiavélico y despiadado que es el motor real de la trama, el que nos tiene en vilo todo el relato para saber cómo y por qué hace todas estas barbaridades. Un personaje tan malo que puede llegar a fascinar.

También están los buenos, sus historias de amor trufadas de dolor y sufrimiento que aportan el contrapunto necesario en toda buena melodía. Y un personaje que me ha atrapado especialmente, un abuelo que aparece en estados de duermevela y sedación intensa que no se sabe si es real o fruto de la hipnosis. Ese abuelo infunde valentía porque él mismo es tan valiente que deja en evidencia a quien no sea capaz de seguir sus pasos. De todos, me quedo con él aunque no sea el protagonista.

¿Por qué? Quizá porque sea el gran acierto de este relato. Son cada vez menos las historias que hablan de abuelos o de abuelas. Más difícil todavía es encontrar a un abuelo bragado y valiente pero cuerdo e inteligente que sabe guiar a la policía hasta el éxito final, felicito sin duda este acierto que, personalmente, es lo que más me ha agradado del relato.

Formalmente, he leído el libro en formato digital, en el dispositivo de Nubico que la Biblioteca utiliza para el club de lectura. Un soporte especialmente favorable a la lectura nocturna, en transporte público mal iluminado y especialmente ligero y versátil.

Cierro esta reseña con la cita que preside esta historia: <El mundo necesita hombres malos. Somos los que mantenemos a raya a los otros hombres malos> Rust Cohle, True Detective. Que la disfruten.

 

Adolfo Caparrós Gómez de Mercado

Minientrada | Publicado el por | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Chatterton, De Alfred de Vigny


 

 

Un francés se enamora de Gran Bretañachatterton

Clasificación: Teatro

Editorial: Cátedra / Letras Universales 513

Llaman la atención varias cuestiones de esta obra de teatro escrita por un francés fascinado por la cultura británica, como bien señala Santiago R. Santerbás en el estudio previo.

La primera, precisamente esa, que un francés que vive en una de las superpotencias del XIX se prendara de esa manera del rival británico. Más llama la atención que se centrara en un escritor que para los románticos daría mucho juego por su prematura muerte por suicidio pero no de la talla literaria de los pesos pesados del país vecino.

La obra comienza in media res de manera que se nos omite un pasado de la vida del escritor y se centra en esos últimos días en los que se retira a una pensión en la que es desconocido para desarrollar los acontecimientos, al parecer, tras un plan configurado de antemano.

Allí se encierra en compañía de los caseros y de un cuáquero que intenta evitar a toda costa que el suicida lleve a cabo su plan. Son interesantes las conversaciones entre ambos en las que, de alguna manera, Alfred de Vigny intenta restar las inevitables críticas por hacer apología del suicidio.

Previsor, en todo caso, de Vigny escribió un prólogo que se reproduce en la edición en el que deja clara su posición al respecto aunque también justifique que en un caso como el de Chatterton queda poco claro que el suicidio no fuera causado por el fracaso, la pobreza y la falta de esperanza. Es decir, no se trata tanto de un suicidio, según leemos en el libro, como de un acortamiento de una agonía abocada a un final inevitable.

Ni siquiera el intento desesperado del cuáquero por salvar a Chatterton por enamoramiento saldrá bien. Todo lo contrario, se trata de un final catastrófico y en anticlímax propio del Romanticismo.

Cátedra presenta una edición de auténtico bolsillo, ágil, pasional y breve que dará empaque y prestigio a cualquier biblioteca que tenga pretensiones de elitismo. En la cubierta, como explica Santerbás en su estudio, un Chatterton yaciente que no puede estar basado en el modelo bajo ningún concepto ya que fue pintado mucho después del trágico acontecimiento por Henry Wallis.

 

Adolfo Caparrós Gómez de Mercado

Minientrada | Publicado el por | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

III Certamen Ángeles Palazón, Varios autores


 

La magia de la Navidad

Clasificación: Cuentos

Editorial: Trirremis

ù

ù

Este tercer certamen Ángeles Palazón ha tenido como hilo conductor La Navidad. En concreto, esa Navidad de 1914 vivida en las trincheras en la que los ejércitos en liza iniciaron una huelga sin precedentes en la que se olvidaron de las armas y se pusieron a cantar villancicos, enterrar a los caídos y jugar al fútbol.

Decimos sin precedentes y podríamos decir también sin descendencia. Fue algo tan insólito que no se había dado nunca y que tampoco ha vuelto a ocurrir que uno sepa.

Cada voz, se recrea en cuentos que hacen hincapié en alguna cuestión relevante.

Ariel Martínez Malpica, por ejemplo, en “El hombre de la barba blanca” se centra en los aspectos más fantásticos del relato, con la irrupción de un Papá Noël vestido de verde que es quien hace ver a los soldados que La Navidad merece un respeto y ser celebrada con dignidad, aunque sea en un campo de batalla.

Federico Esteban Vidotto, en “Milagros de guerra” nos hace ver el lado más deshumanizador de la guerra. Cómo los soldados van perdiendo de vista la memoria de sus familias, de sus mujeres, de sus hijos. No porque no los quieran o porque no se acuerden de ellos, sino porque la exigencia de concentración es tan alta que no se puede desviar la atención ni un segundo.

Hay en este cuento una reflexión demoledora en la que se plantea una lucha sin cuartel por algo que no se sabe muy bien qué es, para sacar adelante a unos mandatarios que celebran las fiestas rodeados de confort mientras el soldado en la trinchera no es capaz de recordar con precisión los rasgos del rostro de su esposa.

En “Navidad en el frente bélico”, de Alfonso Rebollo García, encontramos una narración muy bien documentada de los hechos, de cómo fueron los alemanes quienes salieron de sus trincheras a pecho descubierto y con banderas blancas para ofrecer la posibilidad de una tregua incondicional que permitiera celebrar la Nochebuena.

Todos los relatos son tremendamente emocionantes y estremecedores si el lector es capaz de adentrarse en cada relato y aproximar su corazón a las circunstancias que se están narrando.

El último cuento, “Los árboles azules”, de María Jesús Benedicte Arnáiz nos traslada a la actualidad. A un terrorismo incomprensible que lleva a una buena persona, a un chico entrañable y amigo de sus amigos a cometer un acto terrorista a sangre fría que deja tan helados a las víctimas como a esos amigos que siempre habían tomado al extraño chico que pintaba árboles azules como una excelente persona. ¿Cuál es la realidad? ¿La del chico entrañable que pintaba árboles azules o la del monstruo que dispara su pistola contra una mujer y su hija?

Formalmente, estamos ante un libro ligero, de relatos amenos y breves que nos llevan una y otra vez al mismo escenario, a los mismos acontecimientos, pero vistos desde diferentes perspectivas, desde distintos ojos y formas de pensar. Una idea que sin duda va a enriquecer a quien lo lea en el sentido de poder ver la misma realidad desde distintos ángulos. Preside la cubierta una foto de época en blanco y negro que enlaza de lleno con los relatos del interior. Que los disfruten.

Adolfo Caparrós   

Minientrada | Publicado el por | Etiquetado , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Puerto escondido, de María Orduña  


 

Clasificación: Novela Policíaca

Destinopuerto-escondido

 

A veces, ser un niño rico tiene un precio muy caro. La novela que hoy presentamos nos trae a un joven apuesto conduciendo un coche de alquiler en Cantabria. Mes de agosto y una zona de playa, cultura y montaña en la que disfrutar de unas vacaciones magníficas.

Sin embargo, todo se va torciendo cuando Oliver llega a su palacete maravilloso presto a convertirse en un lugar idílico, de estudio, alojamiento y disfrute para extranjeros y se encuentra a la policía acordonando la zona con la noticia de que ha aparecido el cadáver de un bebé emparedado en una de las zonas que estaban en obras.

La cosa se va complicando de manera que, al principio del relato, hay muertes sospechosas casi a diario. El intrépido Oliver, que se ve implicado de lleno al tratarse de una casona familiar heredada, empieza a investigar por su cuenta mientras las obras se ven interrumpidas abruptamente.

La segunda parte de la novela se centra en la investigación propiamente dicha, en cuestiones muy bien documentadas que van adentrándonos en culturas, tradiciones e historias que nos remiten a otros tiempos, a otras maneras de hacer las cosas y a un mundo y una vida mucho más hostiles en los que las cosas se arreglaban para siempre o se las arreglaban a una también para siempre.

Ese mundo aflora con la llegada de Oliver y de Valentina, una guardia civil que sufre el ataque de su propio hermano y decide dejarlo todo para buscar un mundo más justo. Una historia que empieza en el trabajo en equipo y termina en algo más.

Hay algún toque de humor muy oportuno que amenizan una realidad grave, que se lleva vidas por delante y que termina llevándoselas pero en suicidios frente a los fallecimientos iniciales.

En la cubierta, un faro resiste sólido e impasible las embestidas de una mar embravecida que pretende llevarse por delante todo lo que esté a su alcance. Verdes, espuma, luz, ocres y letras en rojo y negro completan la bella imagen que aparece como carta de presentación. Que la disfruten.

 

Adolfo Caparrós

Minientrada | Publicado el por | Etiquetado , , , | Deja un comentario