“El Director”, de David Jiménez


Crónica de una crisis

Clasificación: Periodismo

Editorial: Libros de K.O.

David Jiménez relata en el libro el año vivido como Director del Diario “El Mundo”. Decimos <relata> porque ahí surge el primer dilema a la hora de afrontar la lectura.

Podría ser un libro sobre Periodismo. De hecho, es básico para cualquiera que lleve El Periodismo en las venas. Si tuviera algún lector o lectora a una hija o a un hijo planteándose estudiar Comunicación Audiovisual, Periodismo o similar, se trata de un libro que va a estimular la vocación de quien lo lea y ayudará a comprender la crisis del sector. Desde luego, que el periodismo contemporáneo no va a atar los perros con longanizas según las predicciones del autor.

También podría ser un libro de Historia en el que se pasa revista a los grandes personajes de la política nacional e internacional.

Sin embargo, David Jiménez ha escrito una novela o, si lo prefieren, un “Gran teatro del mundo” en el que, al igual que en “La venganza de don Mendo”, <muere hasta el apuntador> No muertes literales, evidentemente, pero sí fallecimientos profesionales, políticos o de la vida pública en general.

Así, a consecuencia de los medios de comunicación, se conocieron actividades que dieron con Rodrigo Rato en la cárcel, por poner un ejemplo de uno de los casos tratados a fondo en el libro.

Otros nombres que salieron a la luz en “El Mundo” bajo la dirección de David Jiménez fueron los de Iñaki Urdangarín o José Manuel Soria. Víctimas de “El Mundo”, de David Jiménez y del Periodismo según se relata en el libro.

La narrativa del autor es la de un gran redactor, formado en años de cuadernos y teclados. Una redacción que despierta empatía en el lector. En mi caso, ambos estamos en esa edad cercana a la cincuentena en la que, tocando o no <El Despacho>, en mi caso ni por asomo, se va uno quemando.

Otra de las claves del libro, no citada textualmente, es la Post-Verdad. Una verdad en Estados Unidos, cuando el autor recibe una oferta irrechazable para dirigir el periódico, supuesta verdad desde el primer momento porque parece ser que el propio autor sabía que le estaban engañando. Nada puede ser tan color de rosa.

Otra verdad ya en Madrid que es una de las palabras clave del libro: ERE –Expediente de Regulación de Empleo- o headcount, citados a la saciedad.

Tras esa verdad de partida, color de rosa; la Post-Verdad: despidos, guerra a muerte dentro y fuera del periódico. La conclusión dolorosa es la cantidad de buenos profesionales que se van por el sumidero. Él mismo engañado en una trituradora objetiva de Directores, nada menos que cinco en cuatro años.

Hay un Cardenal asociado a Mazarino pero yo prefiero, dado lo novelístico del libro, asociarlo a Richelieu y un D’Artagnan y los tres mosqueteros. A saber, los tres grandes Directores que han escrito sus nombres en La Historia del Periodismo Español, citados expresamente en el libro: Luis María Ansón, Pedro J. Ramírez y Juan Luis Cebrián.

Formalmente, también tiene el tamaño y el ritmo de una novela que nos puede acompañar perfectamente en el transporte y darnos la <despertá> necesaria para volver al trabajo. Preside la cubierta una máscara, cómo no, de papel púrpura.

Adolfo Caparrós

Minientrada | Esta entrada fue publicada en Periodismo y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s