“El punto ciego”, de Javier Cercas


Novelas sin respuestas 

Clasificación: Ensayo

Editorial: Penguin Random House

Breve ensayo el que se nos presenta en este ágil y periodístico libro de Javier Cercas.

Digo periodístico no solamente por el estilo; sino también, porque diversos fragmentos del mismo han aparecido en distintas publicaciones periódicas.

No resta interés, ni mucho menos, al libro que hoy reseñamos ya que son fragmentos perfectamente ensamblados en torno a ese género amado, leído y disfrutado del que no terminamos de cansarnos. Me refiero a la novela.

El punto ciego consiste en esa duda que nos contagian los libros que constan de dicho punto ciego cuando terminamos de leerlos. En la novela por excelencia, “El Quijote” hay muchas preguntas pero una domina y preside la cuestión. ¿Está realmente D. Quijote loco? Hay quien opina que era un loco muy cuerdo, otros que entienden que recupera la cordura al final.

Opiniones, en definitiva para todos los gustos. Eso es el punto ciego. Pasa lo mismo en el cine. Cuando después de ver una película vamos a tomar un refrigerio y empiezan a surgir dudas, diversos puntos de vista, debate, al fin y al cabo, estamos ante una película con punto ciego.

Se trata, no de despejar dudas, sino de crear más y más, de liar la madeja de manera que no haya quien se salga de ella. No en vano, presiden la edición estas dos citas:

<Si me dieran a elegir entre buscar la verdad y encontrarla, elegiría buscar la verdad> G. E. Lessing

<La misión del arte hoy es introducir el caos en el orden> T. W. Adorno

Termina el estudio con una reflexión muy interesante sobre la figura del intelectual. Hay quien opina que los intelectuales no pintan nada en el panorama político y social. Otros, consideran que el intelectual es una figura cada vez más decisiva en la vida política y social. De hecho, Cercás apuesta por un cambio de término que implique otras cosas en la figura del intelectual. El libro es de 2015 y el término <influencer> parece imponerse en ese sentido que explica el propio autor, en el que el círculo se amplía, no solamente a escritores; sino también, a músicos, actores, directores, deportistas…

Formalmente, preside la cubierta Moby Dick, la ballena blanca que irrumpe desde la oscuridad del mar en la noche oscura con un blanco luminoso que puede encarnar al bien o al mal o a ambos a la vez. Esa es la cuestión. El animal que protagoniza otro de los libros con punto ciego a los que más espacio le dedica el ensayo. Que lo disfruten.

Adolfo Caparrós

Minientrada | Esta entrada fue publicada en Ensayo y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s