“El crucigrama de Iacob”, de A. L. Martin


La importancia de las personas

Clasificación: Novela Histórica

Editorial: Planeta

Nos encontramos ante una novela que arranca en 1492, justo el momento en el que los Reyes Católicos deciden expulsar a los judíos de España.

Poco antes de la expulsión oficial, los judíos más notables tienen información e inteligencia suficientes para saber lo que va a pasar. Así, los más veteranos se organizan para preparar el éxodo con las mejores condiciones posibles. Intentan condensar la riqueza y dejarla en manos de los más jóvenes.

En un último acto de inteligencia, entregan sus vidas de manera que puedan dejar marcados a los suyos con la imagen de la despedida. Por otro lado, evitan entorpecer la marcha de los más jóvenes y demoran a los cristianos en su labor.

Esas riquezas dejadas en las manos de los más jóvenes e inexpertos pronto son robadas pero la lección para ellos ha sido clara, lo primero es salvar vidas, salvar a los tuyos, mucho después va el interés por el dinero. Es más, los jóvenes han visto el valor y la inteligencia de los veteranos a la hora de entregar sus vidas con criterio y sabiduría, lección que se aplicará más adelante.

Si este libro se utilizara en un aula, habría una clave muy bonita e interesante para trabajar en el grupo. Hay un niño sordomudo, cristiano, llamado Martín. Se trata de un niño entrañable e indefenso, muy dañado por la vida y por el sufrimiento. Este niño pasa por diferentes circunstancias hasta el punto de verse vendido a unos titiriteros que le tienen de atracción de feria para que el resto le apedree jugando al tiro al blanco. Este niño es recuperado y termina siendo miembro en la familia del patriarca en el exilio. Es la enseñanza de que nadie es menos que nadie y de que todos son dignos de dignidad, valga la redundancia.

Las mujeres demuestran que en un entorno hostil son las más fuertes, las que más saben aguantar y las que están dando lecciones constantes de entrega y resistencia. Desde la más veterana a la más joven, esta novela es un auténtico homenaje a la figura femenina y a su madurez frente a la sinrazón masculina. Son capaces de entregar su belleza, su esfuerzo y hasta su vida para lograr el bien común.

Decía al principio que los jóvenes aprenden de los veteranos la lección de entregar la vida. Ahí está Isaac, el amigo fiel y generoso que da la cara por todos, que logra dar hasta el último esfuerzo para el bien común. En un último regalo de entrega, salva de un incendio a una gran mujer sirviendo de colchoneta humana para que ella quede sin el más mínimo rasguño en la huida de una casa en llamas.

Por último, esta novela supone un homenaje al Camino de Santiago que no es otro que ese Iacob protagonista del crucigrama. Símbolo de la sinrazón cuando se intenta justificar por motivos religiosos lo que tendría que ser, realmente, todo lo contrario.

Formalmente, van a encontrar un libro que progresa ligero y dinámico que página a página va relatando una buena historia. Captará la atención en todo momento. En la cubierta, la ida de fusión por medio de un puente de ambas culturas. Que la disfruten.

Adolfo Caparrós

Anuncios
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Narrativa, Novela Histórica y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s