La escuela de los maridos; La escuela de las mujeres, de Molière


 

Un auténtico tratado sobre los celos
Clasificación: Teatro clásico
Editorial: Cátedra / Letras Universales 489La escuela de los maridos; La escuela de las mujeres, de Molière

Es habitual que tengamos bastante idealizada la figura del escritor, la del actor y, en general, de todos los que aparecen en los medios de comunicación. Sin embargo, si leen atentamente el excelente estudio previo a las obras de teatro, como siempre gran trabajo en las colecciones de Cátedra, en este caso a cargo de Mauro Armiño, descubrirán que Molière tuvo muchísimos enemigos y que el camino hacia el éxito y el favor real no fue precisamente un camino de rosas.

Asombroso y elogiable resulta saber que uno de los sambenitos que le adornaban era precisamente el de ser un cornudo. Es más, había quien le acusaba de incesto ya que había sido amante de la madre de quien, al final, sería su esposa. Es decir, se insinuaba que su esposa era a la vez su hija.

En esta tesitura, por lo menos según mi modesta opinión, se agranda la figura del dramaturgo francés que fue capaz de tomarse a chirigota, o no tanto, volveremos sobre esto, un asunto que le afectaba de manera tan directa. Si sufría los cuernos, me parece de una valentía tremenda hacer farsas que, de alguna manera, se ríen de uno mismo, algo que hoy en día valoramos especialmente; si no lo era, su sentido del humor es más chistoso todavía porque se burla de un perfil al que se le asocia sin que sea verdad, esto ya sería una jugada de tal maestría que no me extraña que se tenga a este hombre de teatro total –además de escribir las obras, las dirigía e interpretaba- que sin duda tendría que pasarlo realmente mal con todas estas habladurías.

Como decía, en ambas piezas se cuentan historias muy similares. La diferencia es que en la primera, les recuerdo, La escuela de los maridos; La escuela de las mujeres, de Molière –Editorial Cátedra / Letras Universales 489- la historia tiene una versión que se vence más del lado de lo grotesco mientras que la segunda propone la humanización del cornudo protagonista –Arnulfo en el caso de La escuela de las mujeres- de manera que sus pensamientos y posturas tienen dos vertientes. Por un lado, la del celoso compulsivo y obsesivo; por otro, la del celoso realmente enamorado de su Inés que en el último momento sería capaz de aceptar la cornamenta con tal de seguir viviendo con su amada.

Según se cuenta en el estudio de Mauro Armiño, tradicionalmente se plantea un personaje de farsa próximo al teatro de guiñol en los tres primeros actos. En los dos últimos actos ese personaje se transforma en un enamorado que se humaniza hasta el punto de cambiar sus estructuras más profundas.

Además del estudio de estas dos obras, la introducción nos aporta una visión panorámica del teatro francés del siglo XVII y de las múltiples intrigas por hacerse con la taquilla, la notoriedad y el favor de la crítica y del público. Una crítica de camiseta que dirían hoy en el periodismo deportivo que tiene mucho de apoyo a uno u otro autor según preferencias y simpatías. En su día fue con el teatro, también ocurrió con la tauromaquia y actualmente, donde más se detecta esta tendencia es en el periodismo deportivo.

Formalmente, la conocida y prestigiosa colección Letras Universales de Cátedra es de sobra conocida para detenerse más de lo preciso. Se trata de un libro de bolsillo de toda la vida en una edición muy cuidada, bien traducida, con un estudio previo excelente… En la cubierta, una escena de esos salones que tan de moda estuvieron en los que hombres y mujeres se exhibían, se divertían y compartían lecturas. Que lo disfruten.

Adolfo Caparrós Gómez de Mercado
Doctor en Lengua y Literatura

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Clásicos, Humor, Teatro y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s