El almirante Mediohombre, de Fernando de Artacho


Clasificación: Novela histórica
Editorial: AlgaidaEl almirante Mediohombre,

Si me resultó interesante la primera novela que leí sobre el Almirante Blas de Lezo allá por el mes de noviembre, no menos interesante me resulta esta por motivos similares.

El primero, ser un relato para todos los públicos que recupera la figura de uno de los grandes héroes de nuestra historia, sorprendentemente, casi desconocido para muchos de nosotros hasta que no se ha ofrecido el relato de sus hazañas recientemente.

Lo segundo, por antojarse una lectura más que interesante para nuestros alumnos de secundaria. Podría parecer que por ser la historia de un marinero podría interesar más a los chicos que a las chicas pero esto queda resuelto con historias de amor que interesan a cualquiera. Además, valores como la amistad, la nobleza o la generosidad, que son tratados en el libro profusamente, no entienden de diferencias entre chicos y chicas y son igual de interesantes para ambos.

Así, la novela de hoy, El almirante Mediohombre, de Fernando de Artacho –Editorial Algaida- es la novela ideal para el profesor de Literatura que está trabajando la época de Felipe V, el primer Borbón que reinara en España. Por los mismos motivos, podría ser un apoyo muy interesante a un profesor de Historia que esté trabajando la época mencionada.

Es cierto que la extensión es un poco contundente para algunos lectores de esos cursos y el tono retórico que recuerda al propio del ejército y de la época podría dificultar un poco la lectura de un adolescente. Sin embargo, las historias de cada uno de los personajes, la emoción de algunos pasajes y, en definitiva, el juego que da al tratar las áreas de Historia y de Lengua y Literatura se me antojan argumentos de más peso que esos pequeños contratiempos.

La pluma de Artacho nos regala unos personajes muy bien perfilados, con abundantes rasgos psicológicos sin demorarse demasiado en ropas y detalles que habrían desbordado el número de páginas, de manera que la historia nos atrape porque queremos saber cómo acaban cada uno de ellos sin que perdamos el interés por falta de agilidad.

Además, las historias paralelas, entiendo que menos históricas que la del Almirante, nos atrapan y entretienen de manera que la participación del Mediohombre sea aún más humana. Llamaban Mediohombre a Blas de Lezo por tener amputada una pierna, tener inútil un brazo y faltarle un ojo. Tan mermado de facultades su participación fue decisiva en la defensa de Cartagena de Indias de manera que el derrumbe del Imperio que forjaran los Reyes Católicos tardara bastante tiempo en caer.
Formalmente, van a encontrar una novela con todas las palabras. Un formato suficientemente ligero para poder transportarlo sin mayores problemas pero grande, en este caso, para llevar en un bolsillo. Esto aporta un tamaño de letra, un interlineado, un juego con los blancos que hace la lectura mucho más fácil, cómoda y llevadera. En la cubierta los tonos rojizos del fuego en plena batalla naval. Una preciosa ilustración en la que destaca en el margen superior derecho el rostro mutilado de un héroe que había quedado en el olvido. Que la disfruten.

Adolfo Caparrós Gómez de Mercado
Doctor en Lengua y Literatura

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Narrativa, Novela Histórica y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s