De hombres y langostas, de Elizabeth Gilbert


 

Clasificación: Novela
Editorial: Suma de las Letras / Penguin Random HouseDe hombres y langostas, de Elizabeth Gilbert

A veces parece que para escribir una buena novela hubiera que contar vidas asombrosas y aventureras llenas de acción en las que pasan muchas cosas. Sin embargo, la novela que hoy recomendamos, De hombres y langostas, de Elizabeth Gilbert –Editorial Suma de las Letras / Penguin Random House- demuestra que no es necesario ser el rey o la reina de la fantasía para escribir un muy buen libro.

La historia de hoy se basa en dos islas en medio del Océano Atlántico pertenecientes a Estados Unidos. Dos islas con muy pocos habitantes que se dedican únicamente a una actividad, la pesca de langostas. Sin embargo, las vidas de sus habitantes, la historia de las islas que vivieron su época dorada con las minas de granito –época en la que se compaginaban dos actividades, pesca y minería- nos suponen una ventana abierta a un mundo tan distinto que nos resulta igual de apasionante y de distinto a nuestro día a día que cuando nos cuentan la vida de un multimillonario o la de un asesino.

Si no se lo creen, les reto a que empiecen a leer el libro -ya en cualquier librería le permiten a uno echar un vistazo a cualquier libro- y lo dejen en la estantería sin terminarlo. Seguro que hay alguno que lo hace así para superar mi reto pero, si somos honestos, la gran mayoría comprará el libro y lo leerá con mucho gusto.

Por cierto, la autora cuenta con el aval de dos éxitos en uno. Es la autora del libro Come, reza, ama que fue llevado al cine con buena acogida en taquilla. Si les gustó aquella novela, posiblemente ocurra lo mismo con el libro que hoy recomendamos. Son dos historias en principio muy distintas pero también tienen puntos en común. Por ejemplo, protagonistas femeninas que a su manera buscan su sitio en el mundo.

También se convierte por momentos en una de esas historias en las que se ve el contraste entre ricos y pobres. Cómo el destino es decisivo a la hora de nacer en una familia o en otra pese a que se viva en un lugar muy pequeño y en el que hay muy pocos habitantes.

Atentos profesores de Lengua y Literatura, en especial, los de secundaria. Esta novela se me antoja una buena opción como obra actual que puede hacer ver a los alumnos que aunque crean que la crisis que estamos viviendo es lo más horrible del mundo, allá en los años 60 o 70, en una isla perdida en el Atlántico no había ni móviles, ni internet, ni televisión, ni videojuegos, ni poco más que mar, barcos y langostas. Curiosamente, Ruth Thomas -nuestra protagonista de hoy- posiblemente fuera más feliz o no se sintiera tan desgarradoramente aburrida como algunos de los alumnos de hoy.

Formalmente encontrarán una novela estándar en cuanto a peso, tamaño y tipo de letra que tiene la peculiaridad de aportar una cita relativa a las langostas en cada inicio de capítulo. En general, si les gusta la langosta descubrirán muchas curiosidades sobre el crustáceo. Por ejemplo, que en su día era una comida poco apreciada hasta el punto de que había un límite según el cual no se podía dar de comer langosta al servicio más de tres días seguidos. Presidiendo la cubierta, no podría ser de otra manera, una gran langosta roja sobre un fondo de verde marino y el título y la autora con letras en blanco. Que la disfruten.

Adolfo Caparrós Gómez de Mercado
Doctor en Lengua y Literatura

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Bestsellers, Mujer, Narrativa, Novela y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s