El umbral de la eternidad, de Ken Follett


 
Clasificación: Novela histórica
Editorial: Plaza Janés / Penguin Random House650_L342196.jpg

Las editoriales preparan la artillería pesada cara a la campaña de Navidad. Así, están saliendo al mercado las mejores obras del año, como siempre, en estas fechas. Javier Marías ataca con Así empieza lo malo, Ken Follett contesta con la tercera entrega de su trilogía The Century y algún valiente, como José Luis Hinojosa, se mete en el pelotón de cabeza con la esperanza de convertir a Las lágrimas del agua en la novela revelación de esta Navidad.

Pero hoy toca centrarse en El umbral de la eternidad, de Ken Follett –Editorial Plaza Janés / Penguin Random House- Se trata de la culminación de la trilogía The Century, como ya hemos dicho, y posiblemente sea la mejor de las tres. No porque esté mejor escrita sino porque los hechos que se relatan son más cercanos, para algunos, por haberlos vivido; para el resto, por conocerlos a través del cine, la literatura y, por supuesto, la historia. El que más y el que menos ha estudiado la crisis de los misiles en Cuba, la historia del muro de Berlín, o la exitosa lucha por que las personas de color no fueran humilladas en Estados Unidos. Películas como Malcolm X, JFK o Good Bye, Lenin! Han sido éxitos de taquilla que todos conocemos y la mayoría ha visto. Por eso, nos es mucho más fácil poner cara a los personajes, reconocer con facilidad los vestuarios y meternos en el libro como en nuestra propia casa.

Ruego a los más perezosos que se olviden de las dimensiones del libro y que empiecen a leer como si ocupara poco más de cien páginas. Apuesto a que cuando miren por qué página van darán un respingo al quedar sorprendidos de haber sido capaces de leer tantas páginas de un tirón. ¿Acepta alguien el reto?

Tampoco deberían ponerse reparos a la hora de emprender la lectura pese a no haber leído las dos novelas previas. Evidentemente, sería lo ideal. En todo caso, la novela por sí sola, cuenta las vidas de personajes que son miembros de las familias que protagonizaron los dos primeros libros. De todos modos, si nos olvidáramos de ese detalle, podríamos realizar una lectura independiente que se centre en esos últimos componentes de las familias poblaron aquellas historias, en concreto, La caída de los gigantes –primera historia del ciclo- y El invierno del mundo –segunda- Otra cosa, para los más pacientes, apuesto a que en un periodo razonable se publicará un estuche que contenga los tres libros a un precio bastante ventajoso. No lo sé con certeza pero es la salida editorial más razonable. Es decir, que si no tiene los dos libros anteriores, o como suele ocurrir, los ha prestado y vaya usted a saber dónde puedan estar, esperar para hacer esta compra podría ser una buena opción.

Como ya he adelantado, los grandes temas de esta novela son los propios del fin de la pasada centuria. La guerra nuclear parece no preocuparnos demasiado, por lo menos, según las encuestas del CIS. Sin embargo, según relata la novela, en aquella culminante crisis de los misiles entre Estados Unidos y la antigua URSS, con Cuba como convidada de piedra, con poca voz pero con más peligro quizá que ninguna de ellas, más de uno estaba casi seguro de que esa iba a ser la última noche de sus vidas. Adyacente a estos problemas es la cuestión del muro de Berlín que supuso un quebradero de cabeza para muchísimos alemanes que vieron a sus familias separadas o que perdían sus negocios o sus trabajos al resultar imposible cruzar al otro lado.

El racismo es un tema tratado a fondo en el libro de una manera muy atractiva con personajes realmente reseñables. Ni que decir tiene que Ken Follett destaca a la hora de configurar historias con personajes inolvidables que, con Premio Nobel o si él, pasarán -le pese a quien le pese- a la historia de la literatura.

No quiero desvelar mucho más, pero sí incidir en otro tema tratado a fondo en la novela con distintos casos y distintas soluciones. Me da la sensación de que es un tema subterráneo en nuestra sociedad en el sentido de que existe más de lo que parece pero nadie saca a la luz. Se trata del aborto. Ken Follett ha tenido la valentía de que en esta última novela de la trilogía aparezca como un problema tratado, como digo, desde distintas perspectivas y con distintos contextos. No digo más para que sean los propios lectores quienes saquen sus conclusiones.

En el aspecto formal impera la máxima de <quien algo quiere algo le cuesta> ya que se trata de una novela contundente y maciza de más de mil páginas. Diré, en todo caso, que el tamaño engaña un poco ya que al final resulta pesar algo menos de lo que parece a primera vista. Animo a que nadie quede intimidado por esta presencia poderosa ya que el reto les va a demostrar que son capaces de leer una obra de esta magnitud y, por otro lado, que dicha lectura no supone ninguna heroicidad sino un placer en sí mismo. Me han gustado mucho las imágenes de cubierta y de las hojas de guardas, todas ellas relacionadas con los hechos que se relatan en unos tonos ocres muy apropiados a la novela histórica.

Por último, pero no menos importante, les sugiero que miren el precio antes de dar por hecho que vaya a ser una obra cara. Más bien todo lo contrario, considero que 24,90 € es un precio más que razonable para lo que se está ofreciendo. Que la disfruten.

Adolfo Caparrós Gómez de Mercado
Doctor en Lengua y Literatura

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Bestsellers, Clásicos, Narrativa, Novela Histórica y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s