La venganza catalana: crónica de los almogávares, de Ildefonso Arenas


Clasificación: Novela histórica

Editorial: EdhasaLa venganza catalana, crónica de los almogávares, de Ildefonso Arenas

 

 

Dado el contexto político europeo, con el no a la independencia escocesa todavía en los telediarios y media Europa pendiente de Cataluña, el libro que hoy reseñamos, La venganza catalana: crónica de los almogávares, de Ildefonso Arenas –Editorial Edhasa- no podría ser más oportuno.

Si por algo destaca La Editorial Edhasa es por su buen fondo de novelas históricas. En el caso de hoy esa fama queda corroborada en una novela que, pese a su voluminoso tamaño, no nos cansa. Tiene un ritmo ágil, pero no ligero, un poco como el ritmo de los almogávares -a quienes está dedicada la narración- Es decir, un ritmo de paso a pie que sorprende a los rivales por ser capaz de caminar más distancia que el resto, a un ritmo más rápido y que, gracias al gran entrenamiento, permite atacar por sorpresa recién terminada la marcha con energías suficientes para obtener excelentes resultados. Así eran estos feroces guerreros a los que está dedicada la obra. Unos guerreros que podrían hacernos pensar que los destinatarios de la misma son los varones asiduos a la literatura histórica y bélica. Sin embargo, las féminas que se animen con la lectura quizás se sorprendan al ser capaces de seguir la historia de su apuesto protagonista –Guillem de Tous- un auténtico guerrero fruto de la violación de un salvaje guerrero, que quizá por genética transmitió tamaño e instinto a su vástago.

Su historia aporta una componente romántica, que suaviza bastante la narración hasta el punto de que a veces parece tratarse de un libro escrito por manos femeninas. Se agradece aun siendo lector masculino que la historia se vaya amenizando con este anecdotario sentimental que, además, supone todo un tratado de usos amorosos en aquel siglo XIV de cinturones de castidad y esclavas vestales, es decir, vírgenes.

La novela, para los interesados en un buen trabajo de documentación, es completísima en lo relativo al armamento de estos feroces catalanes que luchaban codo con codo con aragoneses y baleares. También viene trufada de mapas y de interesantes coordenadas geográficas con los nombres de los lugares tal y como se utilizaban en el siglo XIV.

Llamará la atención de más de un lector que ya en aquellos remotos tiempos el manejo de los idiomas fuera decisivo en la estelar progresión de nuestro protagonista. Gracias a sus conocimientos de francés, catalán, castellano, griego y de más idiomas, consigue adelantar a guerreros más experimentados, más mayores y con una intachable carta de presentación pero que a penas dominaban su lengua materna, el catalán, que fuera de sus fronteras, poco margen de acción les dejaba.

Formalmente, nuestros lectores van a encontrar un imponente volumen de más de seiscientas páginas, de tapa dura y letra amigable que tiene un único inconveniente, más el tamaño que el peso gracias al empleo de un papel bastante ligero. En la cubierta un imponente caballero, con la bandera catalana al fondo y la espada en ristre protege su cabeza con un yelmo.

 

Adolfo Caparrós Gómez de Mercado

Doctor en Lengua y Literatura    

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Narrativa, Novela Histórica y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s