La excepción, de Audur Ava Ólafsdóttir


Clasificación: Narrativa
Editorial: AlfaguaraLa excepción, de Audur Ava Ólafsdóttir

Si les gustó, La mujer es una isla, obra reseñada en esta tribuna que versaba sobre un divorcio y la superación como lo vivía la protagonista, acompañada de su amiga Audur y su hijo sordomudo Tumi, María –protagonista de La excepción, de Audur Ava Ólafsdótir (Editorial Alfaguara)- tiene que sufrir el trago de que le deje su marido Flóki por otro Flóki, compañero de trabajo.

Lo más grave es que el primer Flóki es el marido perfecto. Buen amante, cariñoso con los hijos, atento, detallista, guapo, elegante… Pero cambia de acera y acaba con su alter ego, el segundo Flóki, amigo de ella antes que de él, que podría haber sido su Flóki original de parecido que era a él.

En este enredo, María también tiene una ayudante que es más protagonista casi que ella, Perla. Es tan importante porque es uno de los grandes personajes de la literatura nórdica con la venia de Lisabet Salander –protagonista de la saga Millenium de Steig Larsson- Un personaje que no tiene desperdicio, quizá de ahí su nombre, Perla, porque es una auténtica perla cultivada.

Asesora matrimonial, le viene de perlas a María a la hora de encontrar una vecina que le aconseja y le hace ver que su situación no es ningún fracaso. <Nueve años de matrimonio y de felicidad no tienen que ser un fracaso por haberse roto dicho matrimonio> la cita no es literal.

Por si fuera poco, esta Perla del Báltico, cómo no, escribe libros policiacos aunque no como autora oficial, sino en ese oscuro trabajo de coautoría que sustituye la firma de quien escribe por la del ideólogo de la obra, quien la encarga, en definitiva.

Eso sí, una perla se produce de un defecto en una ostra, un defecto físico que hace que se valore mucho más su alegría, sus ganas de ayudar y de hacer ver al mundo que la vida es mucho más bella de lo que la gente cree.

Decía en aquella reseña de La mujer es una isla que quizá para el lector, o la lectora, mediterráneos suponga demasiado chocante la manera de afrontar estos problemas por parte de los nórdicos. En este caso es parecido, si bien María no tiene la suerte de su predecesora en ganar dos loterías.

El formato es el de la narrativa Alfaguara habitual, la traducción de Elías Portela y la imagen nos remite a un fondo rojo en el que se recorta la negra silueta de María, las letras blancas hacen contraste de pureza y el amarillo de Alfaguara da el toque cálido, mientras que el gris celeste de la tipografía utilizado para la traducción de Elías Portela da la esperanza de ese cielo que espera a cualquiera tras una etapa de duelo.

Adolfo Caparrós Gómez de Mercado
Doctor en Lengua y Literatura

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Mujer, Narrativa y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s