La fiebre del carbón, de Tawni O’Dell


 

Clasificación: Novela norteamericana

Editorial: Siruela / Nuevos TiemposLa fiebre del carbón, de Tawni O'Dell

 

Si en 2012 nos encantó Caminos ocultos, una novela que va a ser llevada al cine por Dream Woks Pictures, la propuesta de hoy tiene casi los mismos ingredientes. A saber, una famila en apuros en la que los hermanos -chica y chico en el caso de hoy, dos chicas y un chico en Caminos ocultos– tienen que salir adelante desde la orfandad, o desde una realidad muy próxima a la orfandad.

Son casos que también se dan aquí y más con la asimilación de los valores americanos en los que, cada vez son más las familias fragmentadas. Problemas clásicos como la droga o la bebida tienen que ser afrontados en unas circunstancias en las que ha tocado la hora del <sálvese quien pueda> de manera que quien pierde el trabajo, o se da a la bebida, o tiene algún otro problema de exclusión queda cada vez más aislado de sus amistades y de su familia.

En este sentido, esos años de ventaja en el <American Way of Life> nos pueden venir muy bien a la hora de ayudar a quienes se encuentran más o menos inmersos en esa realidad. Les anticipo que la naturalidad con la que se toman los americanos todos estos temas y con la que, poco a poco, se van afrontando estos asuntos en nuestra cultura es una de las claves a la hora de evitar la exclusión y que la persona afectada no se sienta marginada.

Mucho tienen que apreder los más veteranos de las nuevas generaciones, y mucho los jóvenes de los mayores. ¿Una paradoja? Me explico.

Hay jóvenes muy comprometidos que además de estudiar, o trabajar, o de compaginar ambas cosas, tienen la paciencia y la vocación de hacer horas de prácticas no remuneradas, voluntariado o lo que solemos llamar <la buena acción del día> a sabiendas de que esas prácticas, no digamos ya el voluntariado, son un engaño. Aun así, su vocación y amor a lo que hacen, a hacer el bien por encima de todo, supera los obstáculos de manera que se siguen entregando.

Por otro lado, hay mayores que todavía se estremecen ante un mendigo en la puerta de una iglesia, en el metro, o en cualquier otro lugar. A veces, en contextos en los que no hay lugar al miedo, como puede ocurrir en otras situaciones. Sin embargo, sabiendo de mafias, engaños y artimañas, son conscientes de que su realidad es mucho mejor, por lo tanto, ayudan en la medida de sus posibilidades. He visto a señoras subir a casa y darle un buen abrigo a alguien que estaba pasando frío, aplicando casi literalmente el consejo de Jesucristo, aunque la cita no sea literal, aquello de <si alguien necesita una manta y tienes dos, dale una de las tuyas>.

Esa solidaridad heroica en la gran ciudad es mucho más próxima en La fiebre del carbón, de Tawni O’Dell –Nuevos Tiempos Siruela- quizás en lugares donde el problema no es la superpoblación sino todo lo contrario, la soledad, el exceso de terreno en el que todos se conocen y, por eso mismo, es mucho más fácil ayudar a quien lo necesita. Alguien con nombre y apellidos a quien queremos sacar a flote más que ver entre rejas, por muy malo que sea o por muy mal que lo esté pasando.

En la cubierta, la furgoneta del buen samaritano que lo está pasando igual de mal pero que tiene trabajo y sabe que el otro está mucho peor que él, que fue su vecino de infancia y eso les hermanó. Contrasta el gris de la furgoneta con el verde intenso y primaveral del pasto salvaje. Que la disfruten.

 

Adolfo Caparrós Gómez de Mercado

Doctor en Lengua y Literatura

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Bestsellers, Mujer, Narrativa y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La fiebre del carbón, de Tawni O’Dell

  1. Tengo que reconocer que no es una temática que suela leer, pero me ha gustado.

    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s