¿Qué caballos son aquellos que hacen sombra en el mar?, de António Lobo Antunes


Toros, caballos y mar en nuestro libro de hoy

Adolfo Caparrós Gómez de Mercado

Doctor  y Profesor de Lengua y Literatura 650_P328118.jpg

Cuando nos acercamos a una novela o a una película, incluso a una obra de arte, lo que buscamos depende mucho de en qué momento nos encontremos. A veces nos apetece algo ligero, sin complicaciones, que simplemente nos evada un poco del día a día y nos haga sentir algo de emoción; otras veces, pedimos algo más. Queremos que la obra sea exigente con nuestras capacidades, que no nos lo dé todo hecho para que seamos nosotros mismos los que vayamos desentrañando el sentido de las palabras y tener así la satisfacción de haber superado un reto.

Este segundo tipo de obras, si nos llegan en el momento adecuado, con interés por encontrar los símbolos y su significado –de hecho, la obra que hoy recomendamos tiene muchos- con ganas de exigirnos como lectores algo más que la evasión, suelen aportar bastante más. A veces, leer los estudios previos –en este caso no lo hay- o buscar algún apoyo relativo a la obra y el autor en Internet puede estimularnos a la lectura.

Nuestra recomendación de hoy, ¿Qué caballos son aquellos que hacen sombra en el mar?, de António –en portugués en el original- Lobo Antunes –Editorial Penguin Random House / Debolsillo- ya nos está planteando un reto desde ese mismo título, animaré a superarlo dando una nueva pista. Le pasa igual que a los bueyes, que también podrían hacer sombra en el mar.

Pero si se abre el libro, lo primero que llama la atención es que el índice, y por tanto, los capítulos, están desglosados como si se tratara de una corrida de toros. Con su tercio de varas, su faena, su suerte suprema… No olvidemos que el autor es portugués y que Portugal es un país en el que también hay corridas de toros, de hecho, ha sido cuna de algún torero de relumbrón, como Victor Mendes.

Sin embargo, no se esperen un libro en el que el mundo de los toros tenga gran protagonismo, aunque se trate de una familia de ganaderos.

En todo caso, lo que más va a costar, y esto es un rasgo que le ha llevado al autor a estar en las quinielas de los premios Nobel, es el estilo. Un estilo muy personal, a veces difícil, que nos recuerda a otro gran escritor de la tierra que sí obtuvo el galardón, José Saramago. El autor de Todos los nombres también destacaba en la misma faceta, la estilística, aunque Lobo Antunes dé un giro de tuerca más a la hora de redactar, lo que hace su literatura algo más rebuscada.

El aspecto formal es el de un libro de bolsillo de toda la vida, tamaño reducido, muy ligero -gracias al papel ecológico utilizado-, destaca el esfuerzo que se ha realizado en dejar unos blancos que ayudan a estructurar el libro. En la cubierta, destacan los tonos ocres de la playa, la luz y el blanco de las camisas y del coche, contrasta el rojo del vestido de la mujer en una preciosa imagen de Bridgeman art Library. Que lo disfruten.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Bestsellers, Clásicos, Historia, Narrativa y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s