Ajuste de cuentas, de Benjamín Prado


La novela del pelotazo

Adolfo Caparrós Gómez de Mercado

Doctor  en Lengua y Literatura Ajuste de cuentas, de Benjamín Prado

 

En la celebérrima crisis de valores que se produjo en el tránsito del siglo XIX al XX conocida como fin-de-siglo –la grafía es de Eugenio D’Ors- fueron decisivas las novelas, poemas, ensayos y manifiestos que trasladaron al papel las claves y sentimientos de todas aquellas personas que vieron cómo moría el mundo en el que habían sido educados para dar la bienvenida a algo nuevo que no terminaban de comprender, uno de los símbolos por antonomasia de esta idea aparece de manera magistral en la película Titanic, en esa escena en la que mientras el transatlántico está hundiéndose los músicos no dejan de tocar.

Nuestra propuesta de hoy, Ajuste de cuentas, de Benjamín Prado –Editorial Alfaguara- toma buena nota de esa idea convirtiéndose en una novela de referencia al estudiar la crisis económica y de valores en la que nos encontramos inmersos que tiene como máximo exponente la “España del pelotazo”, una España que se insiste en negar con citas como esa que afirma que <la España del pelotazo se ha acabado>, bandera del PP nada más ponerse al mando del país, un pelotazo que parece no desaparecer de nuestras vidas realmente.

El argumento relata cómo el protagonista, periodista, escritor y profesor de instituto en excedencia sufre un despido fulminante del medio en el que trabajaba para asistir a su caída económica y, de paso, a una crisis anímica que le arrastra a la depresión. En ese contexto aparece en su vida Isabel Escandón, la secretaria de Martín Duque –no hace falta darle muchas vueltas para descubrir que bien podría ser Mario Conde en vez de Martín Duque- ofreciéndole escribir una novela sobre la historia del gran empresario que tocó el cielo para luego caer en desgracia y acabar en la cárcel.

Dada su situación desesperada, nuestro protagonista decide aceptar la oferta de manera que encuentre un respiro a su apuradísima situación económica. Lo más importante es el relato que narra cómo los españoles nos sumergimos en una dinámica de dinero fácil, estafas, engaños y todos los sustantivos, adjetivos y verbos que deseen añadir nuestros lectores a sabiendas de que todo era una gran mentira y que dicha dinámica no podría acabar bien nunca.

Todos, unos y otros, miramos para otro lado ante las advertencias de los expertos que avisaban de la burbuja inmobiliaria, sinceramente, ¿quién no había oído hablar de la burbuja inmobiliaria? Sin embargo, todos hacíamos la vista gorda, mirábamos para otro lado e intentábamos disfrutar de la fiesta.

En definitiva, se trata de una de las novelas que más fuerte me ha enganchado en los últimos tiempos tanto por su ritmo, como por el interés de su trama o por unos personajes muy reconocibles que se nos meten en los ojos hasta terminar la historia. Todo ello apoyado en frases célebres que nos harán sentir muy próxima la historia que se nos está contando.

El aspecto formal es el de una novela de toda la vida, extensión idónea, no se queda una con ganas de más ni con la sensación de que sobren páginas, peso adecuado, letra muy amigable, buen tratamiento de blancos. En la cubierta una ilustración que es la alegoría perfecta que se pretende transmitir, mientras en una casa en la que no hay luz, ni cuadros se aprecia una nevera tan vacía como la de Carpanta, en la casa de enfrente dos hombres brindan con alegría cono copas de lujo en una estancia excesivamente iluminada. Que la disfruten.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Historia, Narrativa, Negocios y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s