Mapa dibujado por un espía, de Guillermo Cabrera Infante


Otra Habana para un Infante difunto

Adolfo Caparrós Gómez de Mercado

Doctor  y Profesor de Lengua y Literatura Mapa dibujado por un espía, de Guillermo Cabrera Infante

 

Nuestra propuesta de hoy, Mapa dibujado por un espía, de Guillermo Cabrera Infante –Editorial Galaxia Gutenberg- representa con claridad meridiana un mundo que desaparece frente a un mundo emergente en el que el liberalismo en lo relativo a las parejas contrasta con el comunismo cubano de Fidel Castro.

Se trata de un libro póstumo que ha aparecido entre los papeles del novelista cubano, que los editores han transcrito literalmente. Es decir, no han corregido erratas ni puesto tildes, por poner dos ejemplos. Se han limitado a transcribir el texto respetando al máximo el manuscrito original. Esto supone una ocasión única de leer un texto en prototipo, podríamos decir, previo a como lo leemos después de muchas revisiones. Todo esto lo explica perfectamente, de forma breve pero precisa, Antoni Munné en la nota previa a la edición.

Se trata de un libro escrito por Cabrera Infante en su último viaje a Cuba con el fin de pasar el doloroso trance de enterrar a su madre. Sin embargo, llama la atención que en una novela tan autobiográfica, en la que a veces se le escapa su propio apellido en vez del nombre del protagonista, el propio narrador-protagonista tenga una actitud tan desenvuelta y promiscua en su relación con las mujeres.

Un hombre divorciado, con una segunda pareja, que aprovecha el viaje a la isla motivado por la muerte de su madre para llevarse a sus dos hijas a Europa sorprende constantemente al lector con constantes flirteos con unas y con otras en los que algunos de ellos culminan en el lecho. No extraña que su abuela y amigos le reprendan en más de una ocasión por este motivo. De ahí que digamos que la novela representa un mundo que moría, el de la madre y abuela del autor; y otro que emergía, el de la promiscuidad que no está presente solo en el narrador sino en un sinfín de personajes que van aceptando relacionarse con unos y con otros. Especialmente sangrante es la escena en la que un don Juan –distinto del protagonista- cruza papelitos seductores con una mujer, según se relata, bastante poco agraciada, en las mismas narices del esposo.

Todo este entramado cobra especial relevancia cuando el protagonista, trasunto del propio Guillermo Cabrera Infante, es retenido en el país cuando ya tenía un pie en el avión rumbo a Europa. Por lo tanto, en estas circunstancias, en vez de llevarse las manos a la cabeza y lamentarse de esta situación, el protagonista se dedica a pasar su estancia en La Habana de la mejor manera posible.

También relevante es el simbolismo de los pájaros, representación del mal agüero por un lado, casualmente, hay un personaje con ese apellido, Agüero; y por otro, con un símbolo sexual. El autor juega con estos dos sentidos de manera magistral.

En definitiva, una radiografía de la Cuba castrista en los años 60 que los lectores podrán disfrutar con la nostalgia de locales míticos como La Floridita y La Bodeguita, salas célebres ya en Ernest Hemingway.

El aspecto formal nos remite a una novela canónica de tapa dura, pero ligera y de tamaño manejable que se nos hará corta según nos vayamos metiendo en ella. Preside la cubierta una fotografía en blanco y negro que ha llamado la atención de todos los que la han visto. En ella se aprecia una calle cubana con los emblemáticos coches americanos de los años 50 y neones en casi todos los locales. Una fotografía que, por un lado, nos conducirá a la nostalgia de aquellos coches; y por otro, nos recordará esa Cuba que todavía se ve en telediarios y películas que poco ha cambiado desde que se hiciera la foto hasta hoy en día. Insistimos en que se trata de la primera edición de una obra póstuma. Que la disfruten.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Clásicos, Historia, Literatura Hispanoamericana, Narrativa, Política, Viajes y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s