Ojalá estuvieras aquí, de Graham Swift


Homenaje al hermano

Adolfo Caparrós Gómez de Mercado

Doctor  en Lengua y Literatura Ojalá estuvieras aquí, de Graham Swift

 

¿Cómo habría sido tener un hermano? ¿Hay mucha diferencia entre tener un hermano o una hermana? ¿O entre ser el hermano mayor o el pequeño? Quizás no conteste a estas preguntas, pero el libro que proponemos hoy Ojalá estuvieras aquí, de Graham Swift –Editorial Galaxia Gutenberg- es un auténtico homenaje a la hermandad entre varones. Y eso, que el título viene de una postal que Jack, el hermano mayor, envía a Ellie, la chica de al lado que es la joya de la corona a la que tendrá que renunciar uno de los dos.

Y el tercer vértice del triángulo es ese hermano pequeño, Tom, que habiéndose ido al ejército sin decir nada a su padre, y con la complicidad de su hermano, es el auténtico protagonista in absentia del libro.

No contesta a las cartas, no se sabe ni dónde está ni qué hace exactamente, y sin embargo, su alargada sombra impregna todo lo demás. Hasta el punto de que Ellie le pueda llegar a tener celos.

Se trata de una novela muy reflexiva, tremendamente psicológica, que tiene mucho de sermón, y casi, hasta de ensayo. Digo lo de sermón porque, de alguna manera, me recuerda al sacerdote indagando en nuestras conciencias y planteando cuestiones referentes a cómo se deben hacer las cosas. Si en esa tesitura, decidimos hacer lo que opinamos nosotros frente a lo que dicta la tradición, podríamos hablar de “antisermón”, sabiendo que se trata de un término muy poco ortodoxo.

En definitiva, este libro no les atrapará por el dinamismo de la acción ni por la intriga de la trama, les resultará apasionante por lo cotidiano de las reflexiones, porque todos, en mayor o menor medida, hemos sentido y vivido cosas muy similares a las que se relatan. Por otro lado, encontraremos vivencias que no están en nuestra vida, pero que entenderemos a la perfección y sentiremos como si hubieran formado parte de nuestra experiencia.

Ciertos acontecimientos históricos, con especial mención a la crisis de las vacas locas, nos harán meternos de lleno en los hechos que se relatan y colocarlos con precisión matemática en las coordenadas espaciotemporales de la novela.

De hecho, estos acontecimientos que cambian nuestras vidas son siempre un material incuestionable para un buen relato. Primero surgen los libros periodísticos, luego los ensayos en profundidad, y por último, la gran novela que relata los hechos dentro de una trama y que son los que, a mí por lo menos, más me llenan, los que me dejan cuerpo de obra maestra. Hoy en día el tema sería sin duda la crisis económica, política y de valores. Ahora estamos ya en la fase de los ensayos, con lo que creo que se acerca la etapa histórica en la que grandes novelas que representen esta crisis económica y de valores pasen a la historia de la literatura como hace aproximadamente cien años cambiaron por completo los paradigmas autores que todos tenemos en la cabeza, desde James Joyce hasta August Strindberg, o desde Federico García Lorca hasta Miguel de Unamuno.

En lo relativo a los aspectos formales, puede que nos llamemos a engaño, ya que el propio título y la amapola roja que lo soporta nos podrían hacer pensar en la lectoras y en un libro tremendamente femenino, cuando la amapola tiene que ver con el armisticio de noviembre en la II Guerra Mundial, que en Gran Bretaña se representa con la amapola roja, por tanto, estamos ante una referencia bélica. En lo que respecta al título, viene de una postal que el protagonista escribe a su amada, pero tiene el trasfondo poquísimo romántico de que la sugerencia del texto viene de Vera, su madre, otro personaje realmente interesante que no deben perderse. En definitiva, se trata de una literatura escrita para mujeres, posiblemente, pero protagonizada por varones, es decir, ese tipo de literatura en la que los hombres pretendemos que se nos entienda. Que la disfruten.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Historia, Mujer, Narrativa, Viajes y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s