El sueño de la aldea Ding, de Yan Lianke


Clasificación: Literatura oriental

Precio: 25,90 €

Editorial: Automática El sueño de la aldea Ding, de Yan Lianke

En mi primer año de universidad había un profesor, Juan Gutiérrez, que trufaba sus clases de Teoría de la Comunicación con reflexiones filosóficas. Recuerdo cuando comentaba que si hubiera una puerta en algún lugar con un letrero que dijera: “Peligro, puerta al vacío, si la abre no volverá nunca” dicha puerta ejercería una atracción irresistible para muchas personas que no podrían evitar el abrirla.

Algo así ocurre con el libro que hoy recomendamos El sueño de la aldea Ding, de Yan Lianke –Editorial Automática-, un libro en el que el propio autor pide disculpas por el dolor que ha transmitido a sus lectores en el epílogo. Un libro que trata el problema del SIDA, nada menos que en China, con una crudeza que me ha llevado a parar la lectura porque me mareaba en algún pasaje.

Aviso a los lectores que cuando ven sangre se ponen fatal que este no es el libro más indicado para ellos. De todos modos, como ya he dicho, se trata de una novela que tiene un magnetismo irresistible que nos atrae pese a todos los malos ratos que nos causará.

La historia narra los hechos en los que la venta de sangre en China, con unas condiciones higiénicas lamentables y una situación de pobreza absoluta llevó a mucha personas a vender su sangre para conseguir un poco de prosperidad, una casa de ladrillo y comida para todos los días y toda la familia.

Esas colectas de sangre se hacían en condiciones lamentables, se utilizaba el mismo algodón, las mismas agujas y jeringuillas para varias personas. La conclusión no podía ser otra que el contagio masivo del SIDA,  lo que devino en muertes sin fin, en divisiones de familia entre contagiados y sanos, y en definitiva, en un horror que es el que narra esta novela.

Y en una historia tan horrenda, ¿puede haber poesía? En efecto, la literatura oriental es poética en sí, y esta no va a ser menos. En cuanto al ritmo, se agradece cierto dinamismo que hace que los hechos no sean tan lentos como en otros autores, aunque me queda la duda de si soy yo mismo el que, poco a poco, me he ido acostumbrando al ritmo oriental.

Como decíamos, una historia de amor preciosa nos atrapará y nos llevará a ver el lado más romántico de la enfermedad, ya que tanto ella como él son repudiados por sus parejas y viven una apasionada historia de amor que tiene un ingrediente patético e irresistible, la enfermedad pone fecha de caducidad a esos amores, una fecha de caducidad de aproximadamente un año.

El aspecto formal es exquisito, papel de muy buena calidad, hojas de guardas de papel verjurado, tamaño y peso aptos para el transporte público y una imagen en cubierta que atrae a cuantos la ven como símbolo del imán que ya hemos dicho que es el libro. Unas casas dibujadas a plumilla y un árbol de hojas rojas que se van cayendo a la vez que forman una auténtica colina roja enlazan con otra de las claves de la historia, los sueños del abuelo que dan a la novela unos tintes surrealistas que enlazan con los más recientes intereses culturales de quienes visitan nuestra ciudad y que han convertido a la exposición de Dalí en la más visitada de la historia de nuestros museos. Que la disfruten.

Adolfo Caparrós Gómez de Mercado

Doctor en Lengua y Literatura

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Historia, Literatura oriental, Narrativa y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s