Los héroes, de Joe Abercrombie


Clasificación: Fantasía

Precio: 26 €

Editorial: Alianza / Colección RunasLos héroes, de Joe Abercrombie

 

Al más puro estilo de Conan el Bárbaro, el mítico guerrero lleno de cicatrices que pasó inmediatamente del cómic al cine, la colección Runas nos presenta una versión que tiene todos los ingredientes de este tipo de literatura pero que tiene el propósito de aportar algo más.

Ese algo más, es la reflexión del guerrero sobre el sentido mismo de la guerra, sobre lo absurdo, o no, de portarse como un caballero en el campo de batalla, y de otras muchas cosas, con especial mención a la ruptura de un mito. Igual que en el mundo de los toros hablar del miedo del torero es un tabú, suponemos que hablar del miedo del guerrero es tan tabú como lo anterior. Sin embargo, hay un dilema en Craw, uno de los protagonistas, si se puede hablar de tal en una obra coral como esta, que tiene serios problemas de conciencia relativos a la honestidad de su dilatada carrera de guerrero y el constante miedo que sufre al entrar en combate.

Interesante esta reflexión que se desmarca de la tradicional literatura de músculo y hormonas. Hay que decir que también hay mucho músculo, gran variedad de armamento, incluso, algunos aspectos estratégicos que resultan interesantes, no ya para los soldados de hoy en día –aquí todos estos aspectos quedan desfasados-, pero sí a la hora de afrontar, por ejemplo, el asalto de unos rateros.

Se trata de una literatura dirigida a esa “inmensa minoría”, no ya lectora de poesía, como lo fuera la de Blas de Otero, sino lectora de cómic y seguidora de juegos de mesa que al lector medio le resultan desconocidos, pero que tienen suficiente mercado como para que se escriban e inventen obras muy exclusivas dedicadas a ellos.

Se da el caso de que un lector muy poco habitual de este tipo de literatura, como es mi caso, ha entrado muy bien en el libro, que se lee de corrido ya que la acción es muy dinámica aunque refleja muy bien otra de las ideas que más me han gustado. La que nos comunica que la guerra consiste en un noventa y nueve por ciento de aburrimiento y en un uno por ciento de acción horrorosa y brutal. Como pueden ver, se trata de una novela encaminada a romper unos cuantos mitos.

Y para relacionarla con la literatura de uno de los grandes, como Ismail Kadaré, en El cerco, diremos que remite a aspectos esenciales de la guerra que no suelen aparecer ni en películas ni en libros bélicos, se trata de lo importante que es que los soldados tengan tanto empeño en acudir a las letrinas cuando sea necesario como en acometer al enemigo en la batalla. Las inmundicias son foco de infecciones y de enfermedad y en los largos asedios era posible perder una guerra sin entrar en combate por este motivo.

El aspecto formal nos remite a un volumen macizo, de 791 páginas, pero no muy grande y de letra media, con lo cual, hoy en día, que casi todos llevamos bolso o cartera, se puede transportar sin demasiado sacrificio. Preside la cubierta un hacha que mancha con su sangre un mapa que encontraremos varias veces en el libro.

 

 

Adolfo Caparrós Gómez de Mercado

Doctor en Lengua y Literatura

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Bestsellers, Fantasía, Infantil y juvenil, Narrativa y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s