La trastienda Batibaleno, de P.D. Baccalario


Ideal para los preadolescentes

Adolfo Caparrós Gómez de Mercado

Doctor en Lengua y LiteraturaLa trastienda de Batibaleno

 

Cuando un libro está cuidado hasta el más mínimo detalle la lectura se convierte en un placer integral que abarca no solamente la lectura, sino también los olores, los colores, las ilustraciones, la tipografía y hasta el tacto del papel. Ese es el caso del libro que hoy recomendamos, La trastienda Batibaleno, de P.D. Baccalario –Editorial Montena / Random House Mondadori-

Este libro, además de aportar una historia que va a agradar mucho a los más jóvenes de la casa, va a suponer una experiencia muy bonita en la que se va a disfrutar de una completa ambientación que además nos transporta a un país tan misterioso y apasionante como Escocia.

Finley McPhee, nuestro joven protagonista, vivirá una historia apasionante llena de misterios, objetos mágicos, fantasmas, bicicletas, y lo más importante, su primer amor. Ese amor que solamente se puede vivir con trece años y que conmoverá, tanto a los más pequeños, como a algún mayor que sienta cierta curiosidad por el libro. Seguro que ellos también lo disfrutarán porque todos tenemos a un niño dormido en nuestro interior, es cuestión de despertarlo.

Todas estas aventuras no serían las mismas sin la compañía de Parche, un fiel perro que acompañará a Finley en cualquier situación. No se puede dudar que pese a su condición animal, Parche es un personaje más en toda regla y con bastante más protagonismo que el que pudieran tener, por ejemplo, los padres de nuestro héroe.

Toda esta parafernalia no tendría sentido si no acompañara a una muy buena historia que nos va atrapando página a página y que hará que avancemos los capítulos de dos en dos y hasta de tres en tres, ya que la agilidad del tempo narrativo, la brevedad de cada uno de los episodios y el interés de la trama así lo pide.

Leyendo esta historia me ha sido inevitable recordar aquellas tardes de mi propia adolescencia presidida por las lecturas de los libros de “Los cinco” y de “Los tres investigadores”. Sin ser exactamente una réplica, sí que de algún modo, la narración que hoy recomendamos tiene cierto aroma a aquella literatura. Sin duda, el lector al que va dirigida es el mismo. Es más, me atrevería a decir que tiene la cortesía de buscar aspectos que agraden a las lectoras y otros que satisfagan al lector, frente a los mencionados de los años ochenta que me temo tenían más lectores que lectoras.

En un libro tan bien cuidado no podía desmerecer la traducción Teresa Clavel que añade un nuevo elemento a las excelencias de esta edición.

Por último, pero no menos importante, destacamos los exquisitos aspectos formales, presididos por las constantes ilustraciones de Iacopo Bruno. El mismo libro en manos de otro ilustrador habría sido posiblemente muy distinto. Iacopo Bruno ha sabido aprehender el espíritu de la historia y transmitirlo con maestría en una profusión de dibujos que gustarán hasta a los lectores más exigentes. A esto se une la tipografía, muy apropiada para este tipo de libro y un papel de tacto blando, quizás hasta reciclado, de un tono ligeramente roto en el blanco que acompaña muy bien a la historia. En definitiva, un excelente trabajo total que tendrá mágicamente embelesados a quienes lean el libro estas vacaciones.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cuento, Infantil y juvenil, Narrativa y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s