Exhortación a los cocodrilos, de Antonio Lobo Antunes


Experimentalismo a la portuguesa

 

 Clasificación: Novela experimental

Precio: 10,95 €

Editorial: Random House MondadoriExhortación a los cocodrilos,

 

 

Hoy ofrecemos a nuestros lectores una aproximación a uno de esos escritores que suelen aparecer en las quinielas que apuestan por el Premio Nobel de Literatura y lo hacemos desde la que él considera su mejor novela de largo.

Nos referimos a Exhortación a los cocodrilos, de Antonio Lobo Antunes –Editorial Random House Mondadori. Debolsillo Contemporánea- Se trata de una obra escrita en presente de indicativo en primera persona. Es lo primero que llama la atención. Esto da a la novela un toque intimista próximo a la confesión que recuerda a otra obra maestra de las letras italo-portuguesas, Sostiene Pereira, de Antonio Tabucchi.

Con ella, también comparte una sensación de que sus personajes narran desde un estado de conciencia extraño ya sea por tratarse de niñas, por estar un poco aturdida a causa de los vapores de la gasolina de un garaje o por tratarse de una mujer hipoacústica, es decir, con deficiencia auditiva. Todo esto me ha llevado a pensar que se trata de una novela, si no experimental al cien por cien, sí con bastantes rasgos del experimentalismo que en nuestra literatura cultivó especialmente Luis Martín-Santos en Tiempo de silencio.

El argumento pasa por Portugal en los años 70 cuando tras la Revolución de los Claveles surgen disidencias y atentados. Pero estas luchas de poder vienen narradas desde la óptica de las niñas y mujeres que viven esos hechos en sus casas, que sirven bebidas a los conspiradores ante las reticencias de ellos por si se van de la lengua. Ellas, un poco al margen, sufrirán el miedo y la violencia del terrorismo y del mover de hilos en la sombra.

Por otro lado, las protagonistas viven su propio capítulo de feminidad. La añoranza de un tío –de parentesco, claro- del que se enamoraron, la envidia a las compañeras más guapas que consiguen el amor que parece que nunca va a llegar o la frustración de verse casada con un hombre mayor al que se sigue la corriente al principio para verse atrapada en un matrimonio no deseado, nos presentarán aspectos femeninos que pueden interesar mucho al lector masculino a la hora de entender a la pareja, a la madre, a la abuela o a cualquier mujer que pueda tener una historia que nos haga conocer ese mundo tan incomprensible a veces para nosotros.

El aspecto formal tenía que ser inevitablemente femenino. Una chica de la que solamente vemos la nariz y la boca nos acerca más al misterio que a la luz que aporta la novela sobre el particular. Los colores en sepia nos llevan a los años 70 que parecen tan lejanos. Se agradece el tamaño de letra amigable para un libro de auténtico bolsillo, manejable e ideal para llevar a cualquier parte. En este sentido, los capítulos tienen la duración aproximada de un viaje de metro o

de lo que pueda durar la espera en una consulta de médico, lo que nos ayudará a que la interrupción de la lectura coincida con una pausa narrativa, algo que el lector viajero agradece mucho.

 

Adolfo Caparrós Gómez de Mercado

Doctor en Lengua y Literatura

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Narrativa, Premios Nobel y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s