La conciencia de las palabras, de Elias Canetti


Un Elias Canetti definitivo en sus Obras Completas

Adolfo Caparrós Gómez de Mercado

Doctor  en Lengua y Literatura

 

Nuestra propuesta de hoy, La conciencia de las palabras, de Elias Canetti, que corresponde al volumen V de las Obras Completas. Teatro. Ensayos. Miscelánea –Editorial Galaxia Gutenberg- nos presenta varias facetas del autor.

La más destacada, la de ensayista, no defraudará a nuestros lectores, ya que encontrarán a un Canetti muy similar al de Masa y Poder en “Herman Broch” de 1936. Un discurso pronunciado con ocasión del cincuenta cumpleaños de Broch en el que, además de homenajear al novelista, se reflexiona sobre las cualidades de un escritor para perdurar en el tiempo. Ya en este discurso encontramos el germen del gran escritor.

En “El primer libro: Auto de Fe” volvemos a encontrar una reflexión metaliteraria -es decir, literatura que versa sobre la propia literatura- en la que Canetti nos desvela el proceso creativo de su gran novela, Auto de Fe. Allí nos enteramos que el protagonista de la misma pasó por varios nombres, uno de ellos, Kant, que al final no cuajó, entre otros motivos por la persistente queja del ya mencionado Herman Broch.

En estilo autobiográfico se nos relatan esos primeros años del oficio de escritor en los que entre la soledad y múltiples lecturas en Viena se fraguó el escritor que sorprendió en Alemania poco tiempo después.

Otros materiales inéditos, recogidos en el apartado de Miscelánea, nos brindan la ocasión de disfrutar de entrevistas, conferencias y papeles dispersos que hasta ahora no habían visto la luz en castellano.

Pero Juan José del Solar, director de este proyecto, nos comenta que el volumen arranca con las obras de teatro ya que el propio Elias Canetti confesó que quien no conociera su teatro no entendería su obra.

He de decir que me ha sorprendido un teatro tan experimental, con un toque de humor propio de vanguardia en un ensayista concienzudo, profundo y tremendamente preocupado por los acontecimientos que se estaban produciendo en Europa antes de la II Guerra Mundial.

La boda, obra de 1932, plasma en un terremoto la profecía de Canetti. Las casas se derrumbarán, las paredes se vendrán abajo, ¿qué haríamos nosotros por nuestro ser más querido en esta situación? Lo que en 1932 algunos lectores tomarían a broma resulta ser un avance de la catástrofe que se iba a cernir sobre Europa en general y Alemania en particular pocos años después.

Sorprende ver el retrato de unos vecinos vulgares y degenerados que aprovechan el motivo de una boda para la infidelidad y la traición. El máximo de esta degeneración consiste en intentar aprovecharse de la hija de los porteros, deficiente mental.

El aspecto formal nos remite al papel biblia de las Obras completas de Galaxia Gutenberg, lo que permite almacenar muchas páginas en poco espacio. Se agradece la cinta marcapáginas, cada vez menos usual en la edición moderna. La fotografía de cubierta hecha por Joseph Martin nos presenta El triunfo de la muerte, de Brueghel el Viejo. Un cuadro desolador en el que los esqueletos comandan a las bestias y pescan a las personas en redes.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ensayo, Obras Completas, Teatro y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s