La reina Margot, de Alexandre Dumas


Historia y acción a la francesa

Adolfo Caparrós Gómez de Mercado

Doctor  y Profesor de Lengua y Literatura

 

“Si los españoles tenemos a Fray Bartolomé de las Casas, los franceses tienen a Alejandro –o Alexandre- Dumas” La idea la menciona Pilar Ruiz Ortega en la introducción a su traducción de La reina Margot, del propio Alexandre Dumas –Editorial Akal-

Al leer a este escritor invita a la pasión, a meterse de tal manera en las aventuras, en los pasadizos secretos, en los venenos, princesas, reinas y reyes que nos olvidemos de la fuerte crítica a esa época que ha pasado a la historia como una de las más florecientes y refinadas de la historia

Sin embargo, la brutalidad de algunas escenas y personajes son impensables, por lo menos, en esta España de la que tan mal se habla últimamente. Recuerdo la lectura de La Reina del Sur, de Arturo Pérez Reverte, reseñada también en esta tribuna y cómo decían sus personajes que aquí es difícil morir sin un juicio justo, sin unos derechos y libertades amplios que no se dan en otras partes del planeta.

En fin, si en vez de fijarnos en lo bueno, nos fijamos en lo malo, habrá mucho que opinar, tanto de nuestra España actual, como de la Francia de los últimos Valois. De hecho, frases inmortales de esta novela que muchos de nuestros lectores habrán escuchado alguna vez son “París bien vale una misa” o “Misa, Bastilla o muerte” ambas referentes a la conversión de Enrique de Navarra al catolicismo.

También hay un relato muy detallado de un hecho histórico que sonará a nuestros lectores. La denominada “Noche de San Bartolomé” relatada como una película -ya que Alexandre Dumas es de lo más cinematográfico como atestiguan las múltiples versiones de sus obras- es más atractiva todavía que en las clases de Historia, ya de las preferidas por muchos alumnos de secundaria.

Si en otras novelas hablamos de una historia de amor, el autor también es maestro en crear historias de amor que se entrecruzan y que en este caso le hacen heredero de nuestros mejores comediantes del enredo desde Lope de Vega y Calderón de la Barca hasta nuestros días.

El trabajo de Pilar Ruiz Ortega no debe quedar sin unas palabras de agradecimiento, tanto por su traducción como por su introducción, aunque la tentación sea pasar al grano, quienes la lean disfrutarán de un gran trabajo.

La edición que presenta Akal es en bolsillo, aunque de 651 páginas. Un libro que podremos llevar perfectamente en una mochila o bolso de playa o de viaje y convertir los baños de agua y sol en una oportunidad para revivir las intrigas de la Europa de los Médicis –Catalina de Médicis es la mala de la propuesta de hoy- y los Valois. Personajes menos históricos completan una obra que seguirán leyendo hijos, nietos y bisnietos. Que la disfruten.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Historia, Narrativa y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a La reina Margot, de Alexandre Dumas

  1. Lourdes dijo:

    Tiene buena pinta,sobretodo para hacer algo más entretenidas los días d playa y piscina q puedes aprovechar leer y culturizarte a la vez q tomás.el sol! 😉 muchos.besitos!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s