Elegidas, de Kristina Ohlsson



 

 El genuino sabor sueco

Clasificación: Para aficionados al género policíaco

Precio: 19,90 €

Editorial: Espasa

Recuerda, y mucho, a la célebre trilogía Millenium, de Steig Larsson. Una intriga policíaca desarrollada en Suecia, en la que la tecnología y los medios de comunicación tienen gran protagonismo no puede dejar de recordar a dicha trilogía. También se parece a ella en su prosa ágil, casi periodística, y en que, pese a ser un libro policíaco, plagado de psicópatas, el relato va mucho más allá. Nos presenta a personajes que se enamoran, que tienen problemas en sus matrimonios u otra que está preocupada por no tener hijos a los treinta y ocho años. En definitiva, tiene todos los ingredientes para tenernos atrapados bajo la sombrilla la primera semana de vacaciones y que nos quedemos con ganas de más.

Elegidas, de Kristina Ohlsson se nos plantea como una de las opciones favoritas para este verano. Está claro que Millenium supuso una novedad que en este caso no se va a dar. Frente a esto, sus seguidores podrán localizar unos ingredientes que les han llamado mucho la atención previamente. ¿Por qué no volver a ellos?

Pero lo que más nos apasiona de esta lectura no son tanto sus bien perfilados personajes y sus pequeñas historias personales, que también. Lo mejor de esta novela es la trama en sí misma. Una trama en la que los datos van dosificándose como si se tratara de la medicina más cara del mercado. Con la suficiente generosidad para que no queramos abandonar el libro ni un segundo, pero a la vez, con una tacañería capaz de mantener nuestra atención constantemente a la espera de nuevas noticias.

A veces piensa uno cómo se podría mejorar una novela, en este caso, tengo claro que lo que le hace falta es continuidad. Me explico, estoy convencido de que nuestros lectores se van a quedar con ganas de más. A esta obra le falta una segunda parte que nos permita seguir enfrascados en la trama. En fin, que si en algo cuenta nuestra modesta opinión, sospechamos que está próximo en “todos queremos más” tan propio del mes de julio.

El aspecto formal es muy agradable, buena letra, un tamaño manejable, aunque no tanto como el de bolsillo. Un número de páginas suficientes para que tengamos compañía en los primeros días de piscina, playa o parque. Los zapatos rojos también son importantes, los lectores que se animen a la lectura lo irán descubriendo poco a poco, porque así es como se sirve el suspense, en pequeños sorbos.

Adolfo Caparrós Gómez de Mercado

Doctor en Lengua y Literatura

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Narrativa, Policíaco y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s