Freelander, de Miljenko Jervovic


Clasificación: Nivel medio, para entendidos no principiantes
Precio: 18,95 €
Editorial: Siruela

Si hace poco nos trasladábamos a Los Balcanes de la mano de Ignacio del Valle, en una versión a caballo entre la investigación y la literatura, hoy encontramos la réplica del lado de allá –creo que quien hablaba de literaturas de acá y de allá era Julio Cortázar-

El arranque es magistral con la irrupción de una especie de cartero de Pablo Neruda que tiene con sus usuarios una relación que va mucho más lejos que la de poner una carta en un buzón y olvidarse del asunto. Un hombre querido por sus vecinos que solicitan una y otra vez su vuelta cuando la enfermedad de su mujer le impide continuar su labor. Solo por ese arranque ya merece la pena el libro.
Otro de los alicientes es conocer las peculiaridades de un destino turístico que, aunque parece calmado, nos puede traer algún disgusto a la hora de viajar por allí. Ignacio del Valle propone contratar un traductor que haga a su vez de chófer. Si el presupuesto no lo permite, por lo menos, deben tener en cuenta ciertos aspectos que se tratan con detalle en el libro. Fíjense en la ilustración de cubierta. Una señal de tráfico presenta las tibias y la calavera. A buen entendedor, con pocas palabras basta.
Del otro lado, nos abrirá el apetito, hasta literalmente, con profusión de ejemplos de la cocina de la zona.
Dos protagonistas entrañables terminan de completar el relato: una máquina, el viejo Volvo que aparece en la cubierta y su conductor, un profesor jubilado que nos aportará ciertas referencias eruditas sobre la literatura de la zona, bastante desconocida aquí en España. A él no le gusta Ivo Andric, autor de Un puente sobre el Drina. Sin embargo, yo lo disfruté mucho.
Para gustos, colores. Desde luego, se trata de un libro entrañable, fácil de transportar, con toques de un humor algo negro que, dadas las circunstancias, era el que procedía.

Adolfo Caparrós Gómez de Mercado
Doctor en Lengua y Literatura

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Historia, Narrativa, Viajes y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s