Majestad caída


El glamour de hace cien años
Adolfo Caparrós Gómez de Mercado
Doctor en lengua y literatura

Por muy victoriosos que sean los vencedores, siempre llega el momento de la caída. El momento en el que el pasado fue mucho mejor que el presente para ellos. Ahora, el futuro es de otros y es justo que así sea. Por ejemplo, el lenguaje que se empieza a estudiar ahora es el chino.
Luis Antonio de Villena lleva años escribiendo y cantando a aquellos tiempos del Titanic que se bautizaron como Felices años 20. Su labor poética es la que más le satisface y así prefiere que le llamen, poeta.
En Majestad caída, de Luis Antonio de Villena –Editorial Alianza- nos relata en prosa poética la vida de Anibal Turena, un pintor de origen francés que tiene evidentes paralelismos con el propio autor.
A parte de la figura del artista, es importante la ambientación y la galería de personajes que desfilan por el escenario compuesto por de Villena.
La homosexualidad es uno de los temas tratados, un problema que creemos muy novedoso y que está en el mundo desde Sodoma y Gomorra. Decimos problema porque según la retrata el autor, viene de la mano de problemas adyacentes como la droga, el alcohol y la frivolidad, una tríada que, al igual que la homosexualidad, existe desde que el hombre y la mujer, están encima de la tierra.
Precisamente, son los personajes femeninos de la novela los que más simpáticos se nos hacen y las que mejor se toman estos problemas sociales.  Por lo menos, en la primera parte de la misma.
En definitiva, se trata de rememorar aquel mundo finisecular que ya no se vivirá de la misma manera. Sin embargo, tiene tantos parecidos con el que estamos viviendo hoy en día, que parecen calcados.
El aspecto formal nos remite al blanco y negro que es el que asociamos con la fotografía de cubierta, a un retrato del protagonista. Auténtico dandi que, para mayor parecido con los de hoy en día, lleva un pañuelo en el bolsillo de la americana o chaqueta. El cigarro de la mano derecha nos aleja de este mundo en el que el tabaco está en vías de desaparición.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Historia, Narrativa y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s