Para ponernos en positivo


Nos hace el trabajo más llevadero

Adolfo Caparrós Gómez de Mercado

Doctor y Profesor de Lengua y Literatura

Trabajo y felicidad, de Ricardo Gómez –Editorial Conecta- es lo que podríamos denominar un libro canónico de autoayuda. Es decir, tiene todos los requisitos que debe tener todo buen libro de autoayuda. Si nuestros lectores tienen algún tipo de reparo con este tipo de libros, les diré que son los que más interés levantan entre familiares y personas cercanas. Cuando estoy preparando la reseña de alguno de los libros de Conecta, enseguida le sale un novio o una novia.

En concreto, Trabajo y felicidad nos aporta un montón de buenos consejos referentes a disfrutar de nuestra vida laboral, que como descubrirá quien lo lea, es algo que ya hacen muchos trabajadores. No es necesario ser un miembro de la directiva o cobrar 6.000 € al mes para ser felices con nuestro trabajo.

Ricardo Gómez nos da pistas para desactivar los mecanismos que nos hacen infelices, que nos queman en nuestro trabajo. Él utiliza una metáfora que es muy plástica. Debemos imaginar que vamos conduciendo por una autopista. La inercia nos lleva en esa dirección, pero depende de nosotros decidir salir por el siguiente acceso y coger otra carretera. Evidentemente, Ricardo Gómez pone todos los ingredientes para que veamos los beneficios de optar por ese cambio de dirección.

Siempre digo que los libros de autoayuda nos ponen en positivo. Incluso creo sinceramente que sería más fácil que acertásemos la quiniela cuando estamos leyendo un libro de este tipo, no por el hecho en sí de estar leyéndolo, sino porque son libros que nos ponen en positivo, y cuando estamos en positivo, todo es posible.

Si nuestros lectores no aciertan la quiniela, por lo menos, les quedará el consuelo de que aprenden a disfrutar más de su trabajo, mejoran las relaciones laborales con sus compañeros y jefes o superan sus índices de productividad, sólo con eso, yo ya me voy a dar por satisfecho.

En el aspecto formal, el tamaño es aproximadamente el de una novela, pero de las manejables, no de las tamaño ladrillo. La presentación también me ha resultado atractiva, aparece un zapato de vestir con unos patines acoplados, la idea no puede ser más clara, convierta su trabajo en ocio.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Autoayuda y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s