La forja de un dramaturgo


El teatro de Valle-Inclán

Adolfo Caparrós Gómez de Mercado

Doctor  y Profesor de Lengua y Literatura

 

Cuando Madrid era “absurdo, brillante y hambriento” llegó por estos lares don Ramón María del Valle-Inclán para convertirse en el auténtico renovador del teatro universal.

La revolución espectacular: El teatro de Valle-Inclán en la escena mundial, de José María Paz Gago –Editorial Castalia- nos presenta la génesis del teatro del inmortal gallego desde la perspectiva espectacular del teatro, frente a la corriente literaria, que sería la otra alternativa a la hora de estudiar el género dramático.

La metodología parece muy sencilla. A saber, repasarse la prensa de la época de punta a cabo para rastrear todas las noticias que tengan que ver con los estrenos de las obras en las que, de un modo u otro, Valle-Inclán estuviera implicado.

Se nos antoja un auténtico trabajo de chinos que nos brinda la posibilidad de conocer las opiniones de la crítica, las soluciones técnicas que se emplearon para hacer representable un teatro que se suponía irrepresentable, y por supuesto, las declaraciones del propio Ramón del Valle-Inclán sobre cómo se habían acometido sus obras.

En este sentido, los lectores que menos conozcan al autor gallego, tendrán la oportunidad de conocer sus polémicas con personalidades de la talla de Margarita Xirgú, Cipriano Rivas Cherif o María Guerrero, por poner tres ejemplos. Con todos ellos tuvo una relación de amistad y odio que se resolvía una y otra vez en una colaboración escénica que se prolongó por mucho tiempo.

Otra de las aportaciones de la obra es la de profundizar en el teatro de Valle-Inclán de tal manera, que apuesto a que muchos de nuestros seguidores leerán alguna de sus obras o se acercarán al teatro a ver la representación de alguna de sus obras que haya en ese momento en cartel.

El aspecto formal nos lleva a una presentación sobria y funcional en la que se prima el contenido frente al continente. Un libro manejable, aunque no de bolsillo, muy bien escrito, en el que se traslucen muchas horas de trabajo. Los que menos conozcan a Ramón María del Valle-Inclán tienen ahora una gran oportunidad de acercarse a él y comprender su obra. Los que ya conozcan al autor descubrirán peculiaridades técnicas de su teatro que completarán aún más el perfil de un autor que parece un pozo sin fondo a la hora de ser estudiado.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La forja de un dramaturgo

  1. Qué olvidado está el teatro entre la popularidad de la novela y el egocentristo adolescente de la poesía.

    • Valle-Inclán son palabras mayores. Todavía se puede ver en el Teatro María Guerrero, Luces de bohemia, una gran ocasión, pero sólo hasta el domingo día 25 de marzo. Gracias por el comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s