Es periodismo, pero se lee como una novela


Ensayo, periodismo y acción

Adolfo Caparrós Gómez de Mercado

Doctor y Profesor de Lengua y Literatura

Cuando el periodismo encuentra algo realmente relevante se convierte en una pasión. Eso es lo que ocurrió con Wikileaks. Por eso, Wikileaks confidencial, de Borja Bergareche –Ediciones Anaya Multimedia- nos va a resultar incluso más intenso que una novela de acción.

Por si fuera poco, Borja Bergareche reflexiona en profundidad sobre el futuro del periodismo. Para los románticos, la clave está en que el buen periodismo seguirá siendo así por mucho que cambien los soportes y los diseños. Para los más jóvenes, la interactividad, la inclusión de imágenes en movimiento, infografías –o lo que es lo mismo, imágenes realizadas por ordenador que van desde un mapa, a la complicada representación de una cabina de avión-, la posibilidad de comentar las noticias, entrevistas en las que los propios lectores preguntan al invitado, etc., abren un panorama apasionante a este periodismo del siglo XXI que puede suponer su revitalización por una buena temporada.

Volviendo a Wikileaks, Borja Bergareche relata los hechos en los que se fraguó el fenómeno con una vitalidad que convierte el relato en una auténtica novela de acción, o casi, en el que descubrimos las peculiaridades de aquella entente entre los periódicos más relevantes del mundo para publicar, el mismo día y a la misma hora, los sorprendentes datos que ofrecía Wikileaks.

Aquí entra en juego el nuevo rol del redactor del siglo XXI, que ya no sólo debe escribir como los ángeles, sino que debe dominar técnicas de gestión de bases de datos, conceptos básicos de programación, y trabajar en equipo con los compañeros que se dedican del apartado gráfico, para juntos, perfilar una pieza definitiva que interese a todo tipo de lectores.

El aspecto formal también enlaza al ensayo con la mejor novela negra. Así, se nos presenta a unos sujetos con traje, corbata y sombrero que perfectamente podrían ser esos miembros de los servicios secretos a los que puso en jaque Wikileaks.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s