El mundo del español para extranjeros


La cara amable de la universidad

Adolfo Caparrós Gómez de Mercado

Doctor y Profesor de Lengua y Literatura

A este paso nos vamos a especializar en literatura universitaria. Si el otro día se trataba de un thriller universitario en Naturaleza casi muerta, hoy le quitamos hierro al asunto en Gente con clase: Un profesor de español entre extranjeros, de Juan Lázaro, ilustraciones de Carla Berrocal –Editorial Reino de Cordelia-

En el libro, Juan Lázaro nos pasea por las aulas con la naturalidad de quien invita a unos amigos a tomar un aperitivo en su casa. Aparte de enseñar español, Juan Lázaro enseña una asignatura que se llama cultura española o algo parecido que sirve de cajón de sastre en el que lo mismo puede entrar Diego Velázquez que Antonio López, Miguel de Cervantes que Lucía Etxebarría.

Así, la clase se convierte en una constante retroalimentación en la que se actualiza la imagen que de España y los españoles se tiene en el extranjero. También sirve para verificar si la imagen que nosotros tenemos de los orientales, por poner un ejemplo, se corresponde con la que realmente se puede descubrir en el día a día académico.

Cuenta, por ejemplo, Juan Lázaro, y sirva esto como cata de la fruta recién recogida del árbol, que un día preguntaba a sus alumnos por una película de cine favorita. Para romper el hielo, abrió él el coloquio mencionando Alta fidelidad. Primera sorpresa cuando ninguno de los alumnos conocía la película. “Tenéis que conocerla, es una película del año 2000” A este comentario le siguió uno de una alumna que le dejó totalmente desarmado. “En el año 2000 yo tenía doce años…” ¡A qué profesor no le habrá pasado algo parecido!

Lamentablemente, el día a día docente va mucho más allá de las anécdotas del libro, y supongo que los peores lectores del libro serán los propios profesores, que verán en estas anécdotas un mundo de fantasía idílica que muy poco tendrá que ver con la durísima tarea docente. Por su parte, los alumnos quizás entiendan que tampoco ese mundo casi de novela tiene nada que ver con su día a día de trabajos, exámenes y madrugones. En todo caso el libro es una lectura entrañable que puede lograr que tanto unos como otros se pongan en positivo y descubran que una docencia cordial es posible.

En el aspecto formal el libro es un capricho, tanto por su tamaño, como por su diseño y por sus ilustraciones. Una pieza de coleccionista de estas que se ven en un mostrador y se antojan al instante. Seguro que si lo ven, lo compran.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s