Un nuevo mundo feliz


Acierto seguro para nuestros adolescentes

Adolfo Caparrós Gómez de Mercado

Doctor  y Profesor de Lengua y Literatura

 

La novela Juntos, de Ally Condie –editorial Montena- irrumpe en las librerías avalada por el reconocimiento internacional. Es la primera de una trilogía que seguro acabará en la gran pantalla, tiempo al tiempo.

Desde luego, tiene todos los ingredientes para convertirse en un éxito mucho más profundo que el propuesto por los vampiros. De entrada, plantea un mundo perfecto que por momentos recuerda a Aldus Huxley, con todo lo terrorífico del autor británico, a saber, y lanzamos desde ya una andanada de preguntas que plantea el libro. ¿Se imaginan un mundo en el que se hubiera simplificado la cultura a cien poemas y cien canciones, ya que con eso se supera la saturación cultural previa? Hay más, ¿un mundo en el que a los ochenta años –no tan mayores como para ser un estorbo, pero sí lo suficiente para haber tenido una vida plena-  finalizasen nuestras vidas porque según el sistema, es la edad idónea para morir?  Y el remate final, como en las rebajas, ¿Se imaginan que, teniendo en cuenta que los 21 años es la edad ideal de procreación, a los 17 se emparejara, según los criterios del sistema, claro, a todos los jóvenes que deseen formar una familia?

A parte de la apasionante historia de amor que surge a raíz de un fallo en esos sistemas de emparejamiento, lo que trasluce detrás de todo el texto es un canto a la libertad, a que no se puede planificar la vida humana de esa manera. Y vamos camino de eso. Está claro que fumar es malísimo, eso no lo niega nadie, pero obligar a una sociedad a que no se fume por decreto es un primer paso hacia este mundo fantástico que nos plantea Ally Condie y que, como no tomemos cartas en el asunto, acabará parecido al del libro.

Si en otros autores destacamos la creación de personajes, o de ambientes, Ally Condie se destapa como una excepcional narradora, como una escritora capaz de tenernos en vilo pendientes de su libro, casi sin respirar, por mucho tiempo. Por lo tanto, Juntos puede ser una buena compañía para el metro, pero siempre que en casa tengamos un buen sillón esperando donde podamos completar una buena sesión de lectura. Destaca también la imagen de la cubierta, una chica atrapada en una esfera verde, el verde es un color que tiene una simbología relajante, de esperanza, un toque que lo aproxima a la asepsia de los hospitales, y sin duda, es el color de la novela que hoy nos ocupa, quizá quieran descubrir por qué.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s