La versión en libro de “Silencio en la nieve”


Novela y cine se dan la mano en El tiempo de los emperadores extraños

Adolfo Caparrós Gómez de Mercado

Doctor  y Profesor de Lengua y Literatura

Y es que El tiempo de los emperadores extraños, de Ignacio del Valle –Editorial Alfaguara- es una novela que pide a gritos una versión cinematográfica, al igual que ocurre con Los demonios de Berlín, ya reseñada en esta tribuna.

Como lo novedoso es que se está rodando la versión para cine, destacamos que al frente de dicha versión se sitúa, Gerardo Herrero, que ganó un Óscar por El secreto de tus ojos. Cuando se funde una buena historia con un buen director, se tienen los ingredientes básicos para el éxito, lo malo es que, como en el fútbol, tener esos ingredientes no es suficiente, hace falta la ayuda del público, que la gente enganche con la película.

Y ahí entra en juego una trama policiaca en un contexto bélico, que posiblemente tenga mucho atractivo bajo la dirección de Gerardo Herrero, que ya demostró que en una situación similar es capaz de tenernos en vilo de manera magistral. Nos referimos, evidentemente, a El secreto de tus ojos.

 Básicamente, la trama nos lleva a un asesinato en el frente, en la II Guerra Mundial, en la zona soviética y en las filas de la División Azul. Pero esto es una simple excusa para reflexionar sobre qué sentido tiene investigar un asesinato en dichas circunstancias.

Parece que las disputas entre falangistas y el resto de militares nos pudieran dar una pista, pero Navajas del Río zanja la cuestión desvelándonos que en esta situación la única división posible es la de los que están vivos, frente a los que están muertos.

La trama se va complicando y aparece también la masonería, pero lo que realmente nos llama la atención es la magistral configuración de caracteres de Ignacio del Valle. Ya lo señalamos cuando reseñamos Los demonios de Berlín, y El tiempo de los emperadores extraños nos sirve para reafirmarlo.

Si los escaparates se empeñan en recordarnos que la primavera está a la vuelta de la esquina, la obra que hoy nos ocupa puede ser el acompañamiento ideal a una buena taza de té bien caliente en un fin de semana lluvioso, o ventoso, o ambas cosas a la vez. Por supuesto, el aperitivo ideal para la versión en cine que no podemos perdernos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s