Mensajes positivos


Ver la crisis en positivo

Adolfo Caparrós Gómez de Mercado

Doctor  y Profesor de Lengua y Literatura

 

Cada vez que leo libros que se podrían catalogar como literatura de autoayuda, entiendo de algún modo a un tipo de lector que no soporta la narrativa. Largas novelas en las que el interés está en la trama, aunque a veces aporten muy profundos mensajes. En el caso de hoy, el interés está en la utilidad. Es decir, lo que leemos nos va a servir, no sólo para una situación concreta, sino para nuestro día a día.

Así, en Cómo ganarse a las personas, de Bernd Görner –Editorial Desclée Brouwer- nuestro afán por conseguir información útil, precisa y rápida quedará satisfecha desde las primeras páginas.

El libro que hoy presentamos ocupa apenas 200 páginas, y se lee como un artículo largo que nos aporta las claves concretas para hacer esos contactos tan necesarios, no sólo en el mundo laboral, sino también en el social, y si me apuran, hasta en el sentimental. En este sentido, Bernd Görner, consciente de la demanda e interés del entorno sentimental, aporta ejemplos concretos en ese sentido, ¿qué más se puede pedir?

Se puede pedir un ejemplo concreto para que nuestros lectores puedan probar el melón antes de comprarlo. Vamos con él. Imagínense en un cóctel informal de trabajo. Se nos acerca un señor pelmazo que no para de decir tonterías. Supondrán que el consejo es hacer un regate propio de futbolista profesional y esquivar la situación. Pues no, la propuesta de Bernd Görner es que busquemos algo en esa persona que nos haga sentirnos cercanos a ella. Pone el ejemplo del actor Walter Sittler, que decía que para que sus personajes resultaran creíbles, tenía que enamorarse, por lo menos, del lóbulo de la oreja de su pareja
cinematográfica.

No pierdan de vista que esa persona pelmazo a la que mostramos cierto calor nos estará eternamente agradecida. En este sentido, se advierte que no suele dar buenos resultados fingir. Si usted quiere mostrar interés y por otro lado está perdido en sus pensamientos interiores, se notará al instante, y conseguirá desairar a la persona que tiene a su lado. Se trata de conseguir interesarse realmente por la persona con la que se está manteniendo la conversación.

Cuánto avanzaríamos todos, si estas premisas básicas de convivencia se cumplieran mínimamente.

No les entretengo más, lo mejor es que se acerquen a su librería de confianza y acometan la lectura, muy positiva en este entorno tan negativo, de Cómo ganarse a las personas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s